100 razones por las que eres mi mejor amiga regalo

Si tuvieses los ojos vendados y solo pudieses percibir su voz reconocerías que es Carla Peterson. La forma de charlar, la risa que escapa al menos lo esperas, esa mezcla de distinción y soltura que se tiene o no.

No es requisito comprobar su trayectoria pues pertence a las actrices mucho más esenciales de Argentina, si solicita que le armen una shortlist con figuras escenciales, ella estaría incluida en todos y cada uno de los podios.

Nos asistimos a trabajar en unas partes de nuestra personalidad que deseamos mudar

Me recuerdas que, con frecuencia, me disculpo innecesariamente y que necesito ser mucho más segura; que debería dejar de sentirme culpable por cosas que no puedo supervisar, y yo te recuerdo que no seas tan dura contigo misma.

Estas son tan solo ciertas causas por las que deseo que seas mi mejor amiga.

1. No te importa que me obsesione con una canción y si bien la detestes, me dejas escucharla todo el día.

2. Me disculpas si bien prácticamente jamás te lleve a cabo caso que no salga con un chaval que seguro me va a romper el corazón.

Realizar un picnic. Sí, con mantel y cesta

Llevar a cabo un picnic, pese a lo que muchas creen, es un panel fabuloso y muy extenso que siempre y en todo momento puede reiterar en el momento en que se pregunta qué llevar a cabo con una amiga. Ir de picnic no solo es juntarse para comer. En lo más mínimo. En verdad, es una explicación perfecto para realizar ejercicio mientras que pasea por los caminos pedregosos de la montaña y entra en conexión con la naturaleza. Además de esto, a lo largo de la velada del picnic va a poder conocer cuál de ámbas es preferible chef y quién debe ocuparse de los platos fuertes y quién de la repostería. ¿Vamos de picnic a la montaña?

La vida es un momento y, si bien disponemos obligaciones, asimismo hay que gozarla y relajarse ocasionalmente. Si no ¿Cuál es el sentido, no crees? Explota con tu amiga de insesateces y desenfrenos para exponerte a entender nuevos sitios. Sáltase las prácticas por una vez y pruebe ese café de la esquina que siempre y en todo momento le ha llamado la atención, pero que jamás se hizo al ánimo. Cambie su ruta de siempre y en todo momento y pruebe ingresar en nuevos sitios, sorprenderse por bien o por mal, reírse de la experiencia y prosiga conociendo esos rincones mágicos que tiene en su localidad y que están aguardando a que llegue.

Deja un comentario