11 de noviembre con tarjeta le regalaba unbramito de violetas

ARTISTA: Manzana TÍTULO DEL ÁLBUM: Un Ramet de Violetes AÑO: 1981

El enorme año de Princesa Alba

edición de su álbum debut “besos, cuídate” (2021) y la versión deluxe (2022), los dos modificados bajo el alero de Quemasucabeza. A lo largo de este año Princesa Alba se presentó con enorme éxito en Lollapalooza Chile, actuó en España y México, efectuó su primer Teatro Caupolican en tablero regresado, abrió los 4 recitales de Coldplay en el país, ha paseo una gran parte de Chile en el al lado de su banda, y últimamente fue escogida como entre las cien Mujeres Líderes de 2022.

Indudablemente, se encuentra dentro de las voces femeninas que mostró un desarrollo explosivo, coronándolo se como una artista con la capacidad de cubrir estilos urbanos, llevándolos hacia el pop y creando estribillos pegadizos, que convirtieron ciertos de sus singles en reales tradicionales, como es la situacion de “Persuade’t” o “Mi Culpa” .

¿Cuándo se entregarán los desenlaces de las valoraciones?

Cabe recalcar que los Premios MUSA se entregan por decisión habitual. En este sentido, va a ser el domingo próximo 4 de diciembre en el momento en que se premiará a tu artista preferido entre las 14 categorías y 70 nominaciones que se dispusieron previo hasta el momento en que terminara el período a lo largo del pasado 30 de noviembre.

En la situacion de la liturgia que se realizará desde el Teatro Municipal de las Condes, la alfombra roja va a ser a las 19.30 horas y la liturgia donde se entregarán los galardones va a ser precisamente a las 22.30 horas.

Un ramito de violetas echo de menos. Sí, es cierto, me falta el ramito de violetas de la canción de Eva Sobredo (Cecilia), ese que un hombre mandaba a la mujer el nueve de noviembre sin tarjeta. Era Eva una enorme persona, con sus extrañezas como todos, pero una increíble persona. En el momento en que fui a casa, me recibió cubierta en una bata rosa, con lentes, la antítesis de su imagen en los discos, pero la genuina, la humana, la real, la que era con la capacidad de decir verdades como puños, pero a versos de poeta.

Su salón se encontraba lleno de elementos y de algún baúl colgaban por la orilla pañuelos y recuerdos, imagino otras temporadas, era un planeta interesante sí, su planeta, un espacio de datos sutiles y afables. Toqué para ella alguna canción propia en mi guitarra y me miró, con cara transigente de amiga, pero dándose cuenta de mi inocencia juvenil. Era mayor que yo en seis años, ahora esa edad se aprecia mucho más.

Deja un comentario