a caballo regalado no se le miran los dientes dichos

¡Aprende 2 refranes populares!

La sabiduría habitual se puede trasmitir por medio de los refranes. Un refrán es una oración habitual. Es útil para trasmitir consejos o observaciones. El día de hoy vamos a aprender 2 refranes muy populares en castellano y adivinaremos de qué país es el acento de la persona que lo afirma.

A caballo regalado…

$35,00Seleccionar opciones

<p class="product woocommerce add_to_cart_inline )

)

Hola a todos y bienvenidos al blog Ganas de charlar

Yo soy Cristina y este blog está concebido para prosperar los entendimientos de español hablado y el vídeo que les traigo el día de hoy es una explicación sobre una dicho de todo el mundo hispanohablante y dicho es: A caballo regalado, no se le miran los dientes

«A caballo regalado no se le mira el diente» en inglés

never look en gift horse in the mouth» es utilizada con exactamente el mismo sentido. ¿son los 5 refranes?

‘A caballo regalado no se le miran los dientes’ es un refrán que quiere decir que al recibir un obsequio, debe tomarse una actitud de satisfacción, alegría y agradecimiento, si bien no ser de nuestro gusto. «A caballo regalado no se le miran los dientes» es un refrán que significa que al recibir un obsequio, debe tomarse una actitud de satisfacción, alegría y agradecimiento, si bien no nos agrade.

fiesta

A los un par de años, el caballo cambia de dentadura y nacen dientes de color amarillento pero con el paso del tiempo precisamente exactamente los mismos comienzan a desgatarse producto de la masticación. Tomado presente esto, al obtener un equino o animal es indispensable ver el estado de los dientes, pero siendo regalado no posee relevancia si es viejo o nuevo. A caballo regalado, no le mira el diente es un proverbio que significa, de forma general, que al recibir un obsequio, debe tomarse una actitud de satisfacción, alegría y agradecimiento, si bien no ser de nuestro gusto.

El refranero español es tan fuerte al paso de los siglos como en las metáforas, de odontología equina en un caso de esta manera. Como sucede con otros refranes, este tiene esa calidad de lo frecuente que deja enunciarlo hasta la mitad, descontando que siempre y en todo momento y en todo instante alguien lo completará. A quien madruga a Dios la asistencia no solo quiere decir que a quien se levante próximamente por la mañana le va a ir bien el día, sino, en términos en general, la vida va a ir mejor a esos que son proactivos y que toman la iniciativa. Como los refranes asimismo están ahí para cuestionarlos, bien podríamos preguntar a este qué deberíamos llevar a cabo en el instante en que nos agasajan una dentadura postiza…

Deja un comentario