¿Cómo afrontar regalos obligatorios y asumir el reto con estilo?

By El regalo de la semana

regalos obligatorios

Existen regalos que son obligatorios y que se originan por ciertas situaciones o momentos que son difíciles de evadir. Seguramente alguna vez has pensado cómo afrontar regalos obligatorios, cuando sin tener opciones debes participar en un juego de amigo invisible o te han invitado a conocer una casa. 

Regalos obligatorios

Una de las típicas situaciones de llevar regalos casi obligatorios se produce cuando te han invitado a conocer la casa de tu jefe con motivo de un compartir laboral. Es probablemente una situación incómoda para ti, quizás por falta de confianza o simplemente porque no te gusta interactuar fuera de la oficina con tus compañeros de trabajo.

 

 Sin embargo, no tienes opciones y no puedes rechazar la invitación, por lo que la aceptas con la mejor sonrisa posible. Todos tus compañeros de oficina asistirán, así que te sientes obligado a asistir también. Entonces surgen las preguntas, ¿Debo llevar algún regalo? ¿Cómo afrontar regalos obligatorios?

 

En primer lugar, aunque no sea de tu agrado, debes afrontarlo de la mejor manera posible, esto para hacer la situación más fácil y llevadera.

 

No acudir a la invitación sería considerado descortés de tu parte, y por tanto ofender al anfitrión, que dicho sea de paso es tu jefe, como a tus propios compañeros de trabajo. Considera que una invitación siempre implica algún tipo de gasto económico para el anfitrión, tales como  bebidas o comidas.

 

Regalos obligatorios para cenas de trabajo

En este tipo de ocasiones no es a priori obligación llevar regalo al anfitrión de la reunión. Sin embargo, aunque la realidad es que asistes obligado, nunca está demás llevar algún presente para agradecer la invitación. Según el grado de confianza, puede variar el tipo de regalo que se piensa llevar al anfitrión.

 

Ante la circunstancia de no tener la confianza necesaria, el regalo ideal sería llevar una botella de whisky, coñac, o algún licor dulce de excelente calidad. De esta forma, puedes contribuir con una bebida para amenizar la reunión.

 

También, un buen regalo sería llevar té o café, y algunos dulces pequeños como bombones de chocolate para acompañar las deliciosas bebidas calientes.

 

Si tienes un grado mayor de confianza con el anfitrión, puedes preguntarle cómo contribuir en la cena, considera que es mejor que preguntes y no que sorprendas.

 

Pueden indicar que lleves algo para comer y compartir en grupo, como por ejemplo, algún snacks, o aportes algún ingrediente para el plato principal. También puedes preguntar si puedes llevar algún tipo de vino para acompañar la cena.

 

Regalos obligatorios del amigo invisible

Otra situación donde necesariamente se genera un regalo obligatorio es en el llamado amigo invisible. Básicamente es un intercambio de regalos que se organiza aprovechando la temporada de festejos decembrina. Tiene por intención mejorar el ambiente y la interacción social entre compañeros.

 

Entonces participas para que no te consideren el asocial de la oficina, sin tener muy claro el hecho de cómo afrontar regalos obligatorios en los amigos invisibles.

 

La idea de participar no te agrada, en el pasado casi siempre te han regalado objetos que no te gustan. Aunque no te guste esa idea, es algo a tener en cuenta, y debes prepararte para posiblemente recibir otra vez algo que no te guste o sea de utilidad. También podría  ser este el año que te sorprendan, y sea el que recibas tu mejor regalo de amigo invisible.

El sorteo

En el sorteo debes mantener la mejor postura y cara posible. Recuerda que es un sorteo aleatorio y debido a que aceptaste ‘jugar’, debes considerar cualquier opción que te pueda tocar. Desde regalarle a alguien que no sea de tu agrado, también  podría ser un total desconocido para ti o simplemente una persona poco conocida en tu entorno.

 

Regalos neutros

En los regalos de amigos invisibles por lo general, se establece un costo mínimo y un costo máximo.

 

En caso que no sea posible conocer sus gustos, la mejor opción es comprar un obsequio sin ninguna característica específica, dentro de la gama de precios acordados. Una buena opción siempre será obsequiar un termo para bebidas calientes acompañada de una taza para café.

 

De igual forma, si te corresponde regalarle a una mujer, y tienes un poco de más confianza, podrías fijarte si usa maquillaje en su rostro o al menos se pinta los labios. La idea es que le obsequies un estuche de maquillaje o un lápiz labial con colores semejantes a los que utiliza frecuentemente tu amiga secreta.

 

Si no logras determinar los colores que le gustan, mejor desestima la idea de regalar maquillaje y sigue con el regalo neutro.

 

Regalos para el jefe

El extremo del amigo invisible es que te corresponda regalarle a tu jefe. Un regalo de tipo gourmet perfecto que seguramente será apreciado es obsequiarle una botella de vino de buena calidad. Lo puedes acompañar de un lindo bolígrafo con tinta de gel de cubierta metalizada.

 

De esta forma, una idea genial sería obsequiar funda para bloc de notas que haga juego con el bolígrafo. Elaborada en material polipiel, con soporte para bolígrafo, 2 compartimentos y medidas aproximadas son de 15,7 x 22,7 x 2 cm. Además que incluya un block de notas de 100 hojas, sería una excelente combinación.

 

¿Cómo afrontar regalos obligatorios?

Cómo afrontar regalos obligatorios es un tema que siempre trae muchos dolores de cabeza. Una invitación ineludible o participar en un acto social literalmente forzoso nos lleva a pensar cómo salir de la situación de la mejor manera posible. Cuál regalo será el más adecuado para salir airoso de la situación que se nos presenta.

 

La clave de cómo afrontar regalos obligatorios es evitar improvisar si no se conocen los gustos de la persona que recibirá el obsequio. Lo mejor y más recomendable es optar por regalos de tipo neutral, sin características específicas. No obsequies algo barato pero tampoco tan costoso, mantente en la gama media de precios y calidad.

 

No tienes opciones y debes asumir el compromiso, entonces afronta el reto del regalo obligatorio con estilo, obsequia algo bonito y útil.