Cómo limpiar la cara correctamente y en profundidad

By El regalo de la semana

limpieza de cara correctamente

Las prisas, el no saber cómo hacerlo o el no disponer de los productos adecuados puede hacer que descuidemos la limpieza de nuestro rostro. Dado que una piel limpia es sinónimo de una piel sana, joven, radiante y bonita, saber cómo limpiar la cara correctamente se convierte en algo imprescindible para establecer rutinas que ayuden al cuidado de nuestra piel.

Rutina de limpieza diaria

Lo primero que debemos tener en cuenta es la rutina de limpieza diaria que debemos seguir para conseguir limpiar nuestra piel de manera correcta, puesto que si la limpieza no se hace en profundidad, ninguno de los tratamientos que apliquemos posteriormente tendrán efecto.

Deberemos limpiar la cara perfectamente al menos dos veces al día, al levantarnos y antes de acostarnos. Además, es recomendable que cada 10 o 15 días establezcamos una rutina intensiva para retirar células muertas.

Cómo limpiar la piel en profundidad

Rutina de limpieza diaria

Para eliminar el exceso de sebo y la suciedad acumulada por la noche y por el día, debemos llevar a cabo esta rutina por la mañana al levantarnos y por la noche antes de ir a la cama:

  1. Retirar el pelo de la cara con ayuda de una coleta o un turbante.
  2. Utilizar leche limpiadora o agua micelar para eliminar los restos de maquillaje y suciedad. Para ello aplicaremos el producto por toda la cara haciendo un suave masaje y lo retiraremos después con ayuda de un disco o un algodón húmedo.
  3. Si hemos utilizado para el día máscara de pestañas, deberemos de quitarla con ayuda de un disco bien empapado en el agua micelar o la leche limpiadora, insistiendo bien hasta que el ojo quede completamente limpio.
  4. Lavar y secar la cara perfectamente, dando ligeros toquecitos con una toalla suave.
  5. Si tu piel es mixta, grasa o tienes tendencia al acné, puedes repetir la limpieza, pero esta vez con un gel facial con fórmula antibacteriana que te ayude a controlar el exceso de sebo o el acné. Para utilizarlo correctamente, debemos aplicarlo con agua tibia y sin frotar fuerte, dando pequeños masajes, para no trasladar la suciedad entre los poros. Podemos también ayudarnos con un limpiador facial eléctrico.
  6. Tonificar la piel, aplicando de nuevo el agua micelar o con un tónico facial.
  7. Aplicar el sérum dejando libre la zona del contorno de ojos. Aplicar en esta zona una crema específica para el contorno y dejar que ambos se absorban completamente para que la piel quede bien nutrida.
  8. Aplica la crema de día o de noche que suelas utilizar habitualmente.

Rutina de limpieza intensiva

Es la que llevaremos a cabo cada 10 o 15 días, para una limpieza de piel intensiva, siguiendo los pasos:

  1. Utilizar un exfoliante facial para eliminar las células muertas, oxigenar la epidermis y tonificarla. Debemos aplicarlo con agua tibia y masajeando sin hacer fuerza evitando las zonas de la boca y los ojos.
  2. Pasar un disco o algodón con tónico para rehidratar la cara.
  3. Aplicar una mascarilla. Después de exfoliar la piel es el mejor momento para hacerlo, ya que de esta forma la piel recibe mayor cantidad de nutrientes.

 

Siguiendo unas sencillas rutinas de limpieza conseguiremos que nuestra piel luzca más sana y luminosa. Es imprescindible para que la epidermis esté perfecta, limpiar nuestro rostro en profundidad por la mañana y por la noche, y reafirmar el trabajo con una limpieza intensiva cada 10 o 15 días.