Consejos para dormir mejor y durante más tiempo

By El regalo de la semana

dormir mejor

Pocas cosas son tan necesarias para tener una buena salud como un adecuado descanso, y es que pasamos durmiendo al menos un tercio de nuestras vidas (los dormilones algo más). Es la forma en la que nuestro organismo recarga sus baterías para poder afrontar con energía los retos de cada día. Sin embargo, no siempre es fácil; nuestro vertiginoso ritmo de vida provoca que muchas veces lleguemos a la cama como si estuviéramos enchufados a la corriente eléctrica, y eso complica enormemente poder conciliar el suelo. 

Si eres de los que lucha por conciliar el sueño, apunta estos consejos para dormir que puedes aplicar cada noche con la seguridad de acceder al reino de Morfeo en pocos minutos.

Cómo lograr dormir más rápido

¿Cómo dormir más y mejor? Esta es una pregunta que los seres humanos se han planteado desde, posiblemente, la Edad de Piedra. Uno de los tips para dormir más antiguos es el de contar ovejas, aunque no hay constancia de que a nadie le haya funcionado semejante ocurrencia.

Entonces, si queda claro que esta brillante idea no funciona, posiblemente te estés preguntando “¿qué puedo hacer para dormir mejor y más rápido?”. Vamos a verlo:

La técnica 4-7-8

Empezamos con el no va más de los tips para dormir. Y no es un consejo de la abuela, no. Viene directamente avalado por el doctor Andrew Weil, de la Universidad de Harvard, y permite quedarse profundamente dormido en un minuto.

La técnica consiste básicamente en inspirar aire durante 4 segundos, mantenerlo en nuestros pulmones durante 7 y, finalmente, espirar lentamente durante otros 8 segundos.

Repitiendo este proceso tres veces te sentirás tan relajado que te dormirás al instante. Ojo, llévalo a cabo cuando ya estés en la cama, no vaya a ser que te quedes dormido en cualquier sitio.

Prepara tu dormitorio para el sueño

Una causa muy común por la que muchas veces no somos capaces de conciliar el sueño es que nuestro dormitorio se parece más a una discoteca que a un lugar de descanso. Y claro, así es imposible.

Básicamente, tu cuarto debe contar con una cama, los armarios y, a lo sumo, con algún sillón. Nada de televisiones, ordenadores, móviles o cualquier otro dispositivo que te distraiga de la principal tarea, que no es otra que dormir.

La oscuridad es una buena aliada del sueño, por lo que debes apagar todas las luces. Si tu ventana da a la calle y entra mucha luz o ruido, corre las cortinas o, aún mejor, baja las persianas (ese maravilloso invento español que no se encuentra en casi ningún lugar del mundo).

Por último, procura que la temperatura del dormitorio no esté por debajo de los 18 °C ni por encima de 22 °C. El frío y el calor son enemigos del sueño. Un ambiente templado te ayudará a dormir plácidamente.

Bebe un vaso de leche templada antes de dormir

Este sí que es un remedio de la abuela contra el insomnio, y funciona de maravilla. Una de las razones es que contiene triptófano, un aminoácido esencial que ayuda a combatir el insomnio. Otra razón, más psicológica, es que nos retrotrae a nuestra etapa de lactantes y a la seguridad que sentíamos entonces.

Consejos para dormir mejor

Los consejos para dormir que te hemos expuesto están más encaminados a que cerremos nuestros párpados con más rapidez, pero el secreto de un buen descanso no reside únicamente en empezar a dormir, sino en mantener el sueño durante toda la noche.

En este aspecto la tecnología ha venido en nuestra ayuda, y en el mercado puedes encontrar estupendos regalos para que tu sueño sea del tirón. Veamos algunos.

Máquinas de relajación con sonido y luz

Como ya te hemos indicado, la luz y el ruido son enemigos del sueño, pero existen medios para que ambos fenómenos se pongan de nuestro lado.

Este tipo de máquinas incorporan una luz parpadeante que favorece nuestra relajación al guiar el ritmo con el que respiramos, y diferentes sonidos agradables que nos envuelven hasta que se nos cierran los ojos.

Almohadas ergonómicas y viscoelásticas

Nuestro cuerpo debe estar cómodo para poder dormir adecuadamente. No solo importa la calidad del colchón, también las almohadas en las que apoyamos nuestras cabezas.

Una mala postura del cuello puede ocasionarnos fuertes dolores de espalda y cabeza, algo que no solo nos impedirá dormir, sino que nos dificultará afrontar con energía nuestros quehaceres diarios.

Las almohadas ergonómicas y viscoelásticas son las mejores apuestas para apoyar nuestras cabezas durante la noche.

Utilizar un antifaz para los ojos

Todo un clásico que ya veíamos utilizar a las estrellas de Hollywood en las películas antiguas y que sigue siendo muy útil. Si eres muy sensible a la luz y, por circunstancias, tu dormitorio no está totalmente oscuro, o si estás de viaje y la habitación de hotel que te ha tocado tiene luces por todas partes, un antifaz será tu mejor aliado para un sueño feliz.

 

Estos son los mejores consejos para dormir rápidamente y de forma prolongada. Recuerda que para una buena higiene del sueño también es necesario que tengas unos hábitos saludables de vida, como hacer ejercicio al menos media hora al día, llevar una dieta ligera, especialmente en las cenas, y no ingerir alcohol al menos dos horas antes de acostarte.