Qué dispensador de jabón utiliza dentro de cada estancia

By El regalo de la semana

dispensador de jabon

El dispensador de jabón es un elemento presente en todas las casas, que poco a poco han ido ganándole el terreno a la clásica pastilla de jabón. Son prácticos, tanto en el baño como en la cocina, son más higiénicos y además cumplen con una función decorativa. Podemos encontrar una amplia variedad de diseños diferentes, para todos los gustos y todos los ambientes, de múltiples materiales, colores y sistemas de funcionamiento.

Desde que la pandemia irrumpió en nuestras vidas y nos forzó a extremar nuestros hábitos de higiene, el lavado de manos se ha convertido en un gesto de gran importancia en nuestras vidas, y en el dispensador de jabón en una de las mejores herramientas para facilitárnoslo. En el mercado existen distintos tipos de dispensadores.

Dispensador de jabón de baño móvil

Es el modelo más clásico y el que más habitualmente se encuentra en las viviendas. Se suele colocar a un lado del lavabo y está conformado por un depósito que puede ser de diferentes materiales (cerámica, plástico, cristal, acero inoxidable, entre otros) y tener una forma geométrica o una figura específica, y el dispensador en la parte superior, que al presionarlo facilita la salida del jabón líquido. Son los más sencillos y económicos, y pueden aportar un toque muy decorativo al baño, además de ser innegablemente prácticos.

Dispensador de jabón de pared

Los dispensadores de jabón de pared hasta ahora estaban más asociados a la hostelería, sin embargo es un formato que cada vez gana más adeptos en el ámbito doméstico. Están compuestos de un depósito y un dispensador, generalmente en forma de botón. Es cómodo de usar y libera mucho espacio en el lavabo. También son ideales para colocar en la ducha y olvidarnos de tener los estantes llenos de frascos de gel y de champú.

Dispensador de jabón automático

El dispensador automático ha sido el último en irrumpir en los hogares, y cuenta con unas ventajas que no ofrecen los manuales. Se caracterizan por incluir un sensor de movimiento que activa la expulsión del jabón, de forma que no es necesario que haya contacto físico con el dispensador. Esto significa que se trata del sistema más higiénico y recomendable si se va a utilizar por varias personas. Pueden ser de tipo móvil o de pared. Además, en contra de lo que pudiera parecer, no tienen un precio demasiado elevado, al contrario, son bastante asequibles.

Dispensador de jabón de cocina

Por último, no puede faltar el dispensador de cocina, que facilita la tarea del lavado manual de los platos, además de cumplir con una importante función estética. Gracias a este elemento podemos deshacernos de las feas botellas de detergente, y en su lugar contar con un bonito contenedor elegido entre los muchos diseños que existen. Normalmente incluyen un pequeño hueco para colocar el estropajo, y darle a nuestra cocina un aspecto más bonito y recogido.

El dispensador de jabón ayuda a que la higiene y la limpieza sean una acción divertida y sencilla, además de complementarse con la decoración de la estancia. Pueden ser también un bonito y práctico detalle para regalar, especialmente si sabemos elegir un modelo original y llamativo.