Queso para niños: ¿por qué es saludable para ellos?

By El regalo de la semana

Queso para ninos

El queso para niños es, como para los adultos, un manjar. Les encanta en múltiples formatos, pero especialmente en lonchas que pueden incluir en sus bocadillos, pizzas y hamburguesas. ¿Quién dice que no al queso fundido derritiéndose a la par que haciéndonos la boca agua?

Para los padres y madres preocupados por proporcionar opciones de comida saludable a sus pequeños: tranquilidad. Hay montones de productos con un buen procesado que pueden formar parte de su dieta. De hecho, su aporte de nutrientes y su sabor lo convierten en un alimento a tener siempre a mano.

Por qué el queso es saludable para los niños

El queso es saludable para niños por ser un derivado lácteo con múltiples beneficios para el organismo. Tiene alto contenido en proteínas de calidad, que resultan esenciales para un crecimiento adecuado por su papel en la formación de tejidos.

También contiene minerales como el calcio, el potasio, el fósforo o el magnesio. En concreto, el calcio ayuda a desarrollar unos huesos fuertes, promueve el buen funcionamiento de nervios y músculos y favorece la buena salud del corazón.

Tiene vitaminas A, D y algunas del grupo B. Se trata de micronutrientes necesarios a cualquier edad, para más aún en niños que están creciendo y desarrollándose desde el punto de vista físico y cognitivo.

Recetas con queso para niños: algunas ideas

Es momento de saber qué preparar con queso, aunque si eres fan de este alimento tan versátil y apetitoso seguro que se te ocurren muchas recetas. Pero lo realmente divertido es conocer recetas con queso para niños que resulten sencillas de hacer, para así meterse con ellos en la cocina y pasar la tarde entre fogones. Te proponemos dos.

1. Crepes de queso

A los niños les encantan los crepes (y a ti también, no te escondas). Se pueden preparar dulces y salados, y en cualquiera de los dos tiene cabida el queso.

Para unos 10 crepes necesitarás:

  • 300 ml de leche.
  • 125 g de harina de trigo.
  • Dos huevos.
  • Dos cucharadas de mantequilla.
  • Una cucharadita de azúcar.
  • Una pizca de sal.

Mezcla todos los ingredientes con la batidora hasta que la masa quede homogénea y ligera. Reserva en el frigorífico por una media hora y luego preparar los crepes en la crepera, la mejor opción para prepararlos fácilmente sin que rompan.

Reparte bien por la superficie y dale la vuelta cuando empiece a burbujear. Después, aún caliente, puedes añadir el queso para que se funda, o algún otro ingrediente como el jamón. ¡Riquísimo!

2. Bolitas de queso

El snack con el que triunfarás en cualquier fiesta de cumpleaños. Te proponemos una opción con la que te amarán por siempre niños y adultos. Toma nota de lo que necesitarás:

  • Un huevo.
  • Media cucharadita de azúcar moreno.
  • 60 ml de aceite de oliva.
  • 100 g de harina.
  • 2,5 g de levadura química.
  • 50 ml de leche.
  • 50 g de mozzarella.
  • Una pizca de albahaca.
  • Una pizca de pimienta.
  • Media cucharadita de sal.

En un recipiente, pon el huevo con el azúcar y bate. Agrega a continuación el aceite y sigue batiendo. Pon después las especias y la sal. Incorpora poco a poco la harina y la levadura, previamente mezcladas, y ve batiendo con las varillas. Ve alternando con la leche.

Te quedarán mejor si usas una máquina de cake pops. Rellena cada hueco con la masa, más o menos por la mitad, y pon en la otra mitad queso mozzarella. Puedes agregar una mezcla de quesos u otros ingredientes como el jamón o el salmón ahumado.

Termina de cubrir con más masa hasta el borde de cada hueco redondo. Conecta la máquina de cake pops y, cuando el indicador te indique que está lista, cierra y deja unos cinco minutos. Abre y comprueba si las bolas están doraditas. Si no, deja un poco más hasta que lo estén y luego ponlas en una rejilla para dejar enfriar antes de comer.

 

En definitiva, el queso para niños es lo bastante sabroso y versátil como para no cansarte de hacer recetas de todo tipo. Y lo mejor es que se trata de un alimento saludable con múltiples beneficios para su crecimiento y desarrollo.