Una vez abierto el vino, ¿cómo se debe conservar?

By El regalo de la semana

Vino abierto

Posiblemente te hayas preguntado alguna vez cuánto dura una botella, una vez abierto el vino. Realmente, dependerá del tipo de vino porque cada uno tiene su propio ciclo de vida, así como de otros factores como la luz, la temperatura y el nivel de oxígeno. Todo esto influye en las propiedades del vino y podría provocar reacciones químicas y alterar su calidad.

Hay muchas personas a las que les apetece tomarse una copa de vino después de una larga jornada de trabajo. No hay que renunciar a este placer, ya que la clave está en saber conservar la botella y sacarle el mayor partido posible. ¡Te explicamos todos los detalles!

Cuánto dura una botella de vino abierta

El mundo del vino está lleno de secretos, ya que es muy amplio, así como su variedad de propuestas es infinita. Tampoco, hay que ser un experto o enólogo para conocer ciertos detalles que nos ayudarán a mantener las propiedades de una excelente variedad de uva. Entonces, ¿cuánto dura una botella de vino abierta?

Principalmente, hay que tener en cuenta el tipo de vino y su almacenamiento. Por ejemplo, no es lo mismo degustar uno de mesa que otro con mucho cuerpo. En el primer caso, sus características podrían verse alteradas en tres días, mientras que el segundo podría durar hasta un mes abierto.

Debemos saber que el vino comienza a deteriorarse nada más abrirlo. Una vez se descorcha tiene lugar el proceso de oxidación, lo que produce un deterioro de sus cualidades. Aunque, no es peligroso tomarlo pasados algunos días, se notará que su sabor es avinagrado.

Un vino blanco ligero dura entre tres y cinco días. Para mantener sus características hay que introducirlo en el refrigerador y taparlo correctamente. Esto no quiere decir que cambie ligeramente su sabor y olor.

Pero, quizás te preguntes cómo conservar vino tinto abierto, ya que es mucho más habitual su consumo. Igualmente, este tipo de caldo puede durar entre tres a cinco días si se conserva con su tapón en un lugar fresco y oscuro. Su duración tiene que ver con los taninos y el grado de acidez. A mayor cantidad, más posibilidades hay de conservarlo en buenas condiciones.

Si se trata de un vino espumoso el tiempo de permanencia en la nevera es mucho menor, hablamos de uno a tres días. Este tipo de vino pierde rápidamente la carbonatación, sobre todo si se ha elaborado de forma tradicional, como el cava.

Cómo conservar una botella de vino abierta

Para que una botella de vino abierta nos dure mucho más tiempo, lo recomendable es tener en cuenta estos consejos:

  • El vino se debe tapar siempre para garantizarnos todas sus propiedades. Una botella de vino destapada no ayuda en nada, ya que el tapón es nuestro mejor aliado para evitar el aire en su interior. Por ejemplo, el tapón hermético DKD Home Decor Gres con estampado en mandala es una buena opción para conservar el vino perfecto durante días.
  • Cuando la botella se abre para su consumo, hay que colocarla en posición vertical para reducir la posibilidad de contacto con el aire. Mientras que si está cerrada se aconseja hacerlo en horizontal. 
  • Otra recomendación es guardar la botella en la nevera porque el frío ralentiza el proceso de oxidación. A temperatura ambiente, el deterioro es mucho más rápido.

Estos son algunos consejos prácticos para que, una vez abierto el vino, tu botella te dure mucho más tiempo y puedas degustar una copa sin perder su gusto y buen aroma.