c9sas para regalarle a tu novia depsyes de un.enfado

Val. No es la opción mejor realizar un obsequio a tu muchacha enojada. No la única, me refiero. Primero hay que realizar otras cosas, charlar, soliciar perdón si es necesario soliciar. Todo lo mencionado. Pero si esto ahora está hecho y deseamos realizar sonreír a nuestra novia tras haber tenido un mosqueo, observaremos ciertas ideas de regalos a fin de que todo prosiga bien. ¿Te imaginas que uno de estos regalos terminen en una proposición que transforme a tu compañera en tu novia de la boda?

  1. Mariposa del sol. Es un obsequio realmente bonito y original si a tu muchacha le agradan las plantas y mariposas. No dejará de verla revolotear si la pone en el hogar en alguna flor al sol… particular, y sucede que este cristal de Swarovski va a hacer que los fotones del sol reflejen y al girar el mecanismo que tiene dentro crea un arco iris en tu habitación. Lo tenemos la posibilidad de enganchar en una ventana donde le dé el sol y ahora va a ver qué efecto mucho más bonito. A tu chavala le encantará. www.curiosite.es
  2. Si habéis sido varios días de este modo mosqueadillos, nada superior que llevar a cabo una fuga romántica y ocuparse tiempo a nosotros ahora daros varios besos y abrazos. Esto lo cura todo…
  3. Si, por poner un ejemplo, le agrada realizar baños relajantes, o le chifla todo lo relacionado con la aromaterapia, puedes obsequiarle un equipo de relax para la bañera, con jabones, aceites , unas candelas… Y si por el momento no está enojada, aun quizás desee compartirlo contigo… de enmarcar, y colócala en el hogar sin que ella lo sepa. En el momento en que vuelva a trabajar seguramente se trae una sorpresa muy divertido.
  4. Si eres bello, puedes hacerle un obsequio con tus propias manos. Esto le encantará. Haz un álbum de scrapbooking  con una selección de fotografías de todos estos años juntos, o edítale un vídeo que rememore sus instantes mucho más entretenidos o destacables… Coloca tu imaginación a trabajar.
  5. Regalos particulares que te van a costar poquísimo dinero y seguramente le chifan, por poner un ejemplo, un súper desayuno en cama un domingo alguno, con la bollería preferida, un café recién hecho y un jugo natural; un pic nic para comer en el campo, prepara una cesta de mimbre con una mantita, haz algo de comida y llévala por sorpresa allí, a fin de que podáis vivir un momento en medio de una naturaleza gozando del sol y de nosotros; escríbele una carta, un artículo donde expreses tus sentimientos, donde le afirmes que sientes lo que pasó y cuánto disfrutas estar con ella, expresiones de esas que van del corazón.

Prepárale algo rico

Indudablemente has oído que la mejor forma de llegar al corazón de un hombre es mediante su estómago. Y sí, es muy cierto. Conque prepararle su plato favorito es, sin ningún género de dudas, una increíble forma de prosperar su ánimo y expresarle las excusas.

Las mujeres no somos las únicas que nos enamoramos del buen sentido del humor, los hombres asimismo se sienten atraídos por las chicas que les hacen pasar un largo tiempo.

Almohadas ornamentales.

Piensa lo hermosas que se verían estas pequeñas almohadas con apariencia de galletas en mi cama. Además de esto nos servirían en el momento en que viésemos películas estiradas.

Sacar conclusiones

Si al charlar se dan cuenta de que todo ocurrió sencillamente por dejarse llevar por los impulsos, es recomendable investigar los patrones de la relación. ¿Es muy recurrente que esto ocurra? ¿Por qué razón no existe control sobre las reacciones sentimentales? ¿Qué llevar a cabo para ofrecer un manejo mucho más maduro a las conmuevas?

Lo que prosigue es validar los sentimientos del otro y hacerse responsable por los propios. En otras expresiones, resulta favorable que cada uno de ellos le exprese al otro que entiende sus sentimientos y que lamenta haberlo herido. Asimismo admitir cuál es la una parte de compromiso que le se ajusta a la situación.

¿Para qué exactamente sirve este trabajo?

  • Se utiliza para relativizar lo que te pasa y para ofrecerte cuenta de que de manera frecuente lo que te lúcida el accionar de tu pareja es una emoción vieja, muy probablemente en la niñez. Pues, debo contarte un misterio, lo que reproducimos en muchas relaciones adultas son patrones que aprendimos en la niñez y existen muchas relaciones de pareja en las que vamos intentando encontrar mamás y progenitores en vez de mayores. No sé si este va a ser tu caso. Quizás lo es, quizás no. Sencillamente te sugiero efectuar este ejercicio para advertir si los aspectos tienen la posibilidad de ir y la que se siente en este momento sin acompañamiento es la pequeña que fuiste en vez de la mujer adulta que en este momento eres.
  • Otro trabajo que te sugiero es que concretes en los que no te sientes apoyada. El no sentirte apoyada es muy mayor. Es como una nube que se dibuja sobre tu cabeza y que se prolonga por todas partes. No es exactamente lo mismo decir «no me siento apoyada» que decir que en el momento en que «debo trabajar por las tardes en el hogar mi pareja no se encarga de los buenos hijos». Aquí estamos trabajando con el lenguaje. El primero es abstracto, el segundo, preciso. Y en el momento de negociar, algo indispensable a la pareja, no es exactamente lo mismo decir «necesito que me apoyes» a «necesito que te quedes con los pequeños esta tarde por el hecho de que debo dedicar una hora al trabajo». ¿Ves la diferencia? El primero es abstracto, el segundo es medible.
  • Haz un catálogo lo mucho más preciso viable de de qué forma precisas que te apoye tu pareja. Qué precisas que lleve a cabo, que te afirme, qué accionar necesitarías de su parte… Cuanto mucho más preciso, mejor pues de esta manera te va a ser considerablemente más simple en el momento de negociar y valorar si ese acompañamiento puede darse o no.

Deja un comentario