Deportes | Ocio

Nos afanamos en buscar el regalo ideal para nuestros seres queridos y para quienes componen el círculo de amistad, pero no siempre damos con lo más útil. Recibir un regalo hace ilusión si se ha tenido un mínimo de cuidado en la elección, pues traslada a la otra persona que te has acordado de ella y has dedicado tiempo a intentar averiguar sus deseos o gustos.

En concreto, los regalos deportivos representan excelentes opciones. Si la persona destinataria es deportista, le será de mucha utilidad en el día a día. Si no lo es, le invitará a emprender hábitos de vida saludables que supondrán una inversión en su salud. No hay nada mejor que cuidarse, por lo que un presente deportivo puede ser una invitación indirecta a regalarse tiempo personal.

La gama de artículos entre los que elegir es amplia, de manera que fácilmente se pueden cubrir los gustos y necesidades de cualquier persona. Para hacer la búsqueda más llevadera y efectiva dividimos a los posibles destinatarios en dos grandes grupos: quienes hacen deporte y quienes no.

Regalos para personas con un estilo de vida sedentario

Los regalos se suelen hacer a alguien que nos importa de verdad, no tanto a los compromisos. Sin presiones y sin que sienta que se le está juzgando, es momento de trasladar a ese ser querido la importancia de empezar a cuidarse.

Para iniciar hábitos de vida saludables relacionados con el deporte, lo ideal es definir qué disciplina es la más apropiada. Eso de “hacer ejercicio” es muy amplio, y entran actividades tan dispares como jugar al fútbol, caminar, correr, nadar o ir al gym, entre un sinfín de opciones. Habría que empezar, pues, por escoger aquello que de verdad motiva.

El nivel también tiene que ser asequible para empezar, y hay que procurar tener metas y recompensas saludables para favorecer la motivación y no abandonar a las primeras de cambio.

A la otra persona puedes regalarle tiempo, comprensión, ayuda y acompañamiento para cumplir con su objetivo, evitando la severidad y sentir decepción. Es él o ella quien debe recorrer su propio camino, y convencerse de la necesidad de hacerlo es lo más difícil. No hace falta que le juzgues, seguro que ya le acosa la culpa.

El regalo deportivo puede ser ese empujón hacia el estilo de vida saludable y, de algún modo, materializar ese deseo de prestarle ayuda para que empiece a cuidarse. Así pues, te mostramos algunas sugerencias de presentes.

Mallas deportivas con efecto sauna

Es el regalo ideal para alguien que quiere bajar de peso, un objetivo habitual entre personas que no tienen hábitos de vida especialmente saludables. Posiblemente estén por encima de su peso.

Lo que hacen estas mallas deportivas es aumentar el calor y la sudoración, consiguiendo un efecto multiplicador del ejercicio a la hora de eliminar grasas y toxinas. Es gracias al tejido multicapa con efecto sauna hecho con neopreno y, en menor porcentaje, nailon y terileno.

Chándal

El chándal es el presente ideal para quienes quieren empezar poco a poco con ejercicio moderado en el gimnasio o en la calle, como caminar. Pero se han convertido en un atuendo habitual para nuestro día a día, de manera que lo apreciarán también quienes, simplemente, deseen ir cómodos.

A un chándal se le pide que sea estiloso, con un diseño bonito y colores armoniosos. También que esté fabricado en tejido como la felpa perchada para que sea cómodo y transpirable, y que abarque un rango de tallas amplio como para valer a personas de cualquier edad y condición física.

Conjunto de ropa de baloncesto

Si como te hemos sugerido te has propuesto ayudar al destinatario del regalo a emprender esos hábitos saludables, porque te importa y/o porque tú también lo necesitas, lo ideal es que penséis algo que hacer en equipo. El baloncesto es una buena opción porque hay multitud de canastas urbanas que se pueden usar gratuitamente, y porque es muy entretenido incluso si sois solo dos.

El conjunto debe ser lo suficientemente holgado y cómodo, y esto último implica las mangas y los pantalones cortos. El movimiento continuo favorecerá el calor y la sudoración, luego es una prenda ideal para sobrellevarla. Si además tiene un diseño atractivo, mejor que mejor.

Brazalete para móvil

Los expertos dicen que la motivación debe ser intrínseca, es decir, que lo que debe invitar a continuar la actividad es la sensación de bienestar que genera. Pero, seamos realistas: un/a principiante lo dejará rápidamente si no encuentra agradable la práctica deportiva de inicio, algo motivador a lo que se sumen los beneficios habituales.

Por eso el brazalete para el móvil es tan buen regalo, porque posibilita llevar el teléfono inteligente de un lugar a otro de forma cómoda. Podrá ir escuchando su música favorita, un podcast o incluso un audiolibro, de manera que puedes “vendérselo” como toda una experiencia: salir con los auriculares, disfrutar del paseo, tiempo para ti, aprender con podcasts, disfrutar con historias, descubrir música nueva…

Mallas deportivas con estampados

Es el regalo ideal para las coquetas, y aunque es un artículo diseñado para mujeres, puede llevarlo quien lo desee porque la ropa no tiene género. Contar con prendas agradables a la vista también puede servir como estímulo.

Las marcas deportivas más conocidas, además de diseñar prendas que son tendencia, también cuidan mucho la calidad de los tejidos para que duren mucho tiempo. No son tan económicas como las genéricas o blancas, pero son ideales para un regalo.

Spinner

La falta de actividad física no siempre es una cuestión de falta de hábitos o incapacidad para vencer la pereza. A veces falla la movilidad, lo que puede deberse a un accidente o a la edad.

El spinner se asocia al ocio y a lo infantil, y lo es, pero también puede ser un complemento adecuado para personas que deban recuperar movilidad en manos y dedos. El uso de artículos de este tipo cuando se trata de algo específico, en todo caso, debe formar parte del plan de recuperación diseñado y guiado por un fisioterapeuta, a quien se puede preguntar por la conveniencia de su uso.

Regalos para deportistas

Cualquiera de los artículos que te hemos sugerido te puede servir si el destinatario es un deportista más o menos experimentado, o alguien que ya hace tiempo que ha incorporado a su vida los hábitos saludables.

Es cierto que quien se ha puesto en el camino necesita otro tipo de estímulos para continuar pero, ¿acaso no necesita apoyo alguien que hace deporte? Siempre hay nuevas metas que superar y, si solo concibe la práctica deportiva como una cuestión de salud que no disfruta especialmente, el principal objetivo será mantenerse. Y no es nada fácil.

Tendemos a desarrollar algo más de empatía y animar a quienes no tienen un físico considerado saludable pero están dispuestos a cambiar. Pero hay otra realidad de la que quizás se habla menos: vivimos en un entorno obesogénico que estimula el sedentarismo y la mala alimentación. A quienes tratan de escapar de ello, se les tacha enseguida de obsesionados.

Piénsalo: ¿has juzgado alguna vez a alguien por decir que no a un trozo de tarta, un refresco o una copa? ¿Qué piensas de quienes pasan dos horas diarias en el gimnasio de lunes a viernes?

Ese tipo de acciones deberían ser percibidas como normales y resultar inspiradoras pero, por algún motivo, nos causan rechazo. En parte es el entorno obesogénico del que hablábamos, en parte es que los hábitos de esa persona, indirectamente, ponen en cuestión los poco o nada saludables. Nos sentimos avergonzados/as.

Hacer un regalo deportivo a alguien que practica deporte con frecuencia es una gran idea por dos motivos: primero, porque acertarás seguro, más que cuando se trata de que emprenda los hábitos (nunca se sabe si lo hará ni cuánto los podrás mantener); segundo, para trasladarle apoyo en sus metas y propósitos. Por lo tanto, también en este caso trasladamos algunas sugerencias, si bien cualquiera de las anteriores puede servir.

Riñonera de running

Es el regalo ideal para corredores/as, y normalmente estos son deportistas experimentados/as. Para correr hay que tener cierta forma física y técnica, de lo contrario se corre el riesgo de lesión, así que es mejor regalárselo a alguien que ya haga deporte.

Al salir a correr, hay que llevar algunos artículos imprescindibles entre los que se cuenta el móvil, luego debe tener un bolsillo bastante amplio para que quepa y, a ser posible, que tenga salida de auriculares. El sistema de cierre debe ser cómodo, con cremallera o clic, y también tiene que ser ajustable.

Medidor de rayos UV

Es un regalo ideal para quienes practican deporte al aire libre durante mucho tiempo, desde quienes dan largos paseos andando o corriendo a quienes cuentan por horas y horas sus jornadas de surf, entre otros ejemplos.

Se puede llevar cómodamente en la muñeca a modo de reloj, en cuyo caso debe tener un tipo de cierre adecuado en forma de corchete. Sirve tanto para hacer deporte al aire libre como para darse sesiones de bronceado en una máquina solarium.

Arnés reflectante con LED

Es un complemento útil para quienes salgan a correr, sobre todo si suelen hacerlo en condiciones de baja visibilidad. Pero también se lo pueden poner otras personas que no necesariamente corren, sino que caminan. Es habitual aprovechar la noche en lugares donde hace mucho calor en verano en las horas centrales del día.

Con el arnés reflectante se gana en seguridad, y es más cómodo que llevar un peto o algo similar porque va ajustado al cuerpo. Está fabricado en poliéster y PVC, tiene cintura y tirantes elásticos, led rojo en la parte trasera y led verde en la delantera. Asimismo, cuenta con tres modos de iluminación: fija, intermitente lenta e intermitente rápida.

Toalla deportiva de enfriamiento instantáneo

Es un regalo deportivo ideal para quienes practican deporte de alta intensidad, o quienes suelen hacerlo al aire libre expuestos a temperaturas medias-altas. Son situaciones que provocan sofocos con frecuencia, y no hay posibilidad de tener una fuente de frío cerca o esta es insuficiente, como sucede con los ventiladores.

Este tipo de toallas están fabricadas en PVA o acetato de polivinil, un derivado del vinilo que, según el caso, puede emplear materiales sostenibles y reciclados. Basta con sacarla de su funda y mojarla en agua fría para que absorba el líquido antes de volver a guardarla, así como pasarla por la cara, el pecho u otras zonas cuando se necesite fría instantáneo. También se puede guardar en el congelador.

Electroestimulador

El electroestimulador es un complemento que los deportistas suelen usar para su recuperación, así que es un presente ideal para quienes ya estén experimentados. Sin embargo, entre sus efectos beneficiosos están el alivio, el descanso, la relajación y el bienestar, así que pueden usarlo otras personas. No sirve específicamente para bajar de peso.

Un electroestimulador debe tener varios programas y niveles de intensidad, por ejemplo, ocho y diez respectivamente. Funciona a pilas y se puede hacer uso de un temporizador que ayudará a utilizarla de forma homogénea por ciertas zonas del cuerpo como rodillas, codos, hombros, lumbares o espalda. En el kit se incluye un número determinado de electrodos y parches.

Cronómetro multifunción con colgador

Es un regalo ideal para deportistas que quieren ir batiendo sus propias marcas, especialmente si se están preparando para unas pruebas. Estas no necesariamente tienen que estar relacionadas solo con lo deportivo, pues las pruebas físicas son habituales en procesos selectivos, como las oposiciones para Policía Nacional.

Funciona a pilas y lo ideal es que tenga más de una función como la de alarma y reloj, además de las de cronómetro. Y, como está pensado especialmente para la actividad deportiva, debe llevar una cinta para colgarlo y no perderlo, en diferentes colores a elegir.

 

En definitiva, hacer un regalo deportivo es buena opción siempre, tanto si se trata de personas no experimentadas que quieren incorporar hábitos de vida saludables como si hablamos de deportistas que quieren conseguir sus propias metas. Es una manera de trasladar apoyo y cariño ante cada propósito.