Salud y Belleza

Hacer un regalo a un ser querido puede parecer algo sencillo, pero lo cierto es que cada vez es más difícil. Aunque el abanico de opciones que ofrece el mercado para dar estupendas sorpresas es muy grande, esto puede volverse en contra y hacer que tomar la decisión adecuada sea especialmente complicado.

¿Cómo acertar con un regalo de cumpleaños o para cualquier otro momento especial? Lo principal es pensar en la persona que lo va a recibir, en sus gustos y necesidades. Más allá de ello, siempre hay un catálogo de opciones que suele funcionar en todos los casos y que además de sorprender a los homenajeados, mejora claramente su calidad de vida.

Hablamos de regalar artículos de bienestar y relajación. En un mundo cada vez más vertiginoso, en el que la vida se divide entre el tiempo dedicado al trabajo, los desplazamientos y el cuidado del hogar, muchas personas olvidan la importancia de cuidarse a sí mismas.

Así, surgen situaciones de estrés, dolores musculares y otros problemas que pueden llegar a convertirse en una verdadera carga. ¿Por qué no hacer regalos pensando en estas circunstancias y así ayudar a la persona a la que queremos a mejorar su situación?

Los presentes basados en artículos de bienestar y relajación son cada vez más habituales. Y no es algo solo pensado para personas mayores: cualquier trabajador o estudiante agradecerá contar con mantas de calor, almohadillas masajeadoras u objetos antiestrés para mejorar su situación corporal mientras ven tranquilamente una película en el sofá de casa.

¿Pero cuáles son las mejores opciones de artículos de bienestar y relajación para regalar? Conviene destacar los más populares, útiles y buscados para que cualquier persona pueda tener una guía de los mejores regalos de bienestar y relajación y no equivocarse nunca con la elección.

La manta eléctrica

Decir manta eléctrica puede sonar, al principio, como algo antiguo y algo viejuno, pero lo cierto es que es uno de los regalos de bienestar y relax más interesantes que se pueden hacer en la actualidad.

Cualquier persona que haya probado los beneficios de la manta eléctrica se habrá convertido inmediatamente en un completo fan de ellas. Y es que es uno de los productos de proyección y bienestar más elegidos y utilizados a lo largo del mundo por sus beneficios inmediatos.

En pocas palabras, la manta eléctrica es una pequeña manta de tela que lleva un circuito eléctrico en su interior. Al conectarla a la luz, la manta comienza a calentarse y se convierte en un objeto radiante que se puede poner sobre o bajo el cuerpo para lograr varios objetivos.

El principal beneficio de este objeto de bienestar y relajación es que es la mejor solución a problemas musculares. Se utiliza, por tanto, cuando se sufre dolor de espalda, ataques de ciática, problemas de movilidad en el cuello, etc.

¿Y cómo funciona? Al aplicar calor en la zona, el cuerpo transporta sangre a esa zona para nutrirla. Lo que se logra con esto es que los vasos sanguíneos de la parte del cuerpo dolorida se dilaten, llegue más oxígeno y, por tanto, se reduzca la presión y se alivie el dolor en los músculos.

El efecto es casi inmediato. Apenas hacen falta unos 20 minutos de trabajo de la manta eléctrica en la zona dolorida para notar los beneficios de este artículo de relajación.

Pero es que además el calor lleva asociado un efecto mental de relax especialmente potente. Por eso mucha gente las mete en la cama unos minutos antes de irse a dormir o se la pone en el sofá simplemente para lograr una temperatura de confort y estar más relajadas.

Sin duda, la manta eléctrica es una de las reinas de los regalos de bienestar y relajación que se hacen cada día. Y debido a ello ya no es un objeto de venta en farmacias, estéticamente poco llamativo y fabricado por la industria ortopédica; en la actualidad se pueden encontrar bonitos modelos de distinto precio y adaptados a distintas zonas del cuerpo, etc.

Con el paso del tiempo, la manta eléctrica se está convirtiendo en un regalo popular y muy buscado. Es una forma de decirle a la persona amada que se la quiere y que se la está cuidando con este tipo de obsequios que van a mejorar su vida desde el primer minuto.

Antifaz relajante

Horas ante el ordenador en la oficina, varios minutos viendo el móvil en el metro y, al llegar a casa, relax ante la tele antes de dormir. Cada vez pasamos más tiempo ante las pantallas y eso hace que nuestros ojos se enrojezcan, escuezan y necesiten una ayuda extra para recuperarse cada día.

Frente a esta problemática surgen los antifaces relajantes, un objeto de bienestar que ha entrado por la puerta grande de los regalos habituales y que tiene muchos beneficios para la vida de las personas que lo usan de un modo habitual.

Los antifaces relajantes suelen estar realizados en nailon y una de sus principales características es que cuentan con efecto frío. Esto quiere decir que la superficie que queda sobre los ojos está rellena de un gel frío (como el utilizado en las clínicas de fisioterapia) que ayuda a calmar zonas del cuerpo muy afectadas, como suelen ser los ojos.

El modo de empleo es bien sencillo: el antifaz relajante se mete en el congelador y se saca de él justo cuando se va a usar. Ese efecto frío, que dura un buen rato, ayuda a que los ojos se relajen y descansen mejor. Por la mañana, basta con meter de nuevo el antifaz al refrigerador y que él solo se prepare para la noche siguiente.

Estos antifaces son la revolución del antifaz de dormir de toda la vida y, por supuesto, cuenta con una goma ajustable para que no se mueva durante la noche. Están fabricados en distintos colores e incluso con estampados para que se conviertan, a la vez, en objetos estéticos que incluso se pueden combinar con los pijamas.

Colorear para vencer el estrés

Es una técnica milenaria y adaptada a los nuevos tiempos. Desde siempre se ha sabido que el arte y las actividades creativas son un gran bálsamo antiestrés. Por ello, existen varias editoriales que se han lanzado a crear libros de colorear para que adultos y niños venzan en estrés diario.

Este es un regalo de bienestar muy novedoso, pero que cada vez se está haciendo más popular. Y es que estos libros combinan los beneficios antiestrés del arte con la creación de hermosos patrones geométricos que además ayudan a impulsar la creatividad y a disfrutar de la belleza.

De pequeño tamaño, estos libros antiestrés se pueden llevar en el bolso o la mochila y utilizarlos en el tiempo libre del trabajo, en el transporte público o incluso en un rato de descanso bajo la sombra de un árbol en el parque.

Es una forma ideal de ayudar a los amigos y familiares a sacar su parte más creativa y sensible a la vez que vencen el estrés con una actividad que ocupe su mente y la despeje de cualquier preocupación.

Bolas antiestrés

Casi todo el mundo ha tocado una, pero lo que muy poca gente tiene en cuenta es que las bolas antiestrés ofrecen muchísimos beneficios para aquellos que las usan.

Y es que tener cerca estos pequeños objetos de espuma que ofrecen resistencia a la presión son ideales para liberar tensiones, estimular los nervios, olvidar problemas que rondan por la mente y mejorar el estado de ánimo.

Jugar con estos objetos de bienestar varios minutos al día es fácil: mientras se ve la tele o al ir al acostarse, basta con apretarlos durante un rato para notar no solo los beneficios emocionales, sino los físicos: mejora la respuesta ante lesiones por estrés en los dedos y las manos, mejora la circulación y ayuda a eliminar toxinas.

Además, es un objeto divertido y llamativo que puede terminar de redondear una caja de sorpresas antiestrés para un ser querido: los hay con forma de pelota, pero también los que imitan a un corazón a los populares emojis o a objetos cotidianos como bolígrafos, reglas o teléfonos.

Es una forma de hacer un regalo tanto útil como original y ganarte una gran sonrisa por parte del homenajeado en cualquier fiesta.

Reposapiés ergonómico

La mayor parte de la población pasa su día ante la pantalla del ordenador. Esto hace necesario disponer de elementos que ayuden a mejorar la postura, a aliviar el cansancio físico y a evitar dolencias corporales.

Uno de los objetos de relajación más interesantes en ese sentido es el reposapiés ergonómico. Se trata de una plancha ajustable que se pone ante los pies y los eleva, con el objetivo de lograr una postura mucho más natural y ergonómica durante el tiempo de trabajo en la oficina.

Ideal para aquellos amigos o familiares que pasan toda su jornada laboral sentados, estos reposapiés ajustables tanto en altura como en inclinación son ideales. Con solo un par de usos comenzarán a notar beneficios y seguramente llamen a quien les ha hecho el regalo para agradecérselo.

De hecho, el reposapiés ergonómico se está convirtiendo en un regalo estrella para celebrar que alguien ha conseguido un nuevo puesto de trabajo y desearle suerte en su nueva aventura laboral.

Masajeador de pies

Y si el reposapiés cuida la postura de los que están sentados para mejorar su salud, el masajeador de pies es ideal para aquellos que pasan varias horas al día de pie o caminando. Profesores, dependientes, policías... todos estos profesionales pueden encontrar su objeto de relax ideal en el masajeador de pies.

Se trata de una pequeña bañera portátil que se llena de agua con sal u otros productos indicados para el cuidado de los pies. Esta pequeña bañera se conecta a la luz y comienza a vibrar, emitir burbujas, etc. dependiendo del modelo o programa. Todas estas funciones están enfocadas a lograr la relajación de los pies, la estimulación de la circulación y la oxigenación de los tejidos.

Dependiendo del tipo de modelo, el masajeador de pies puede incluir distintas funciones o modos de trabajo, como ya se ha señalado. Por ello es importante valorar las características del que se desea comprar, para regalar justo el que la persona homenajeada necesita y le viene bien para mejorar su salud y prevenir el cansancio del día a día.

Los beneficios del uso del masajeador de pies se notan al instante y las personas que lo reciben como regalo antiestrés se convierten en firmes defensoras de sus beneficios. Basta probarlo una vez para caer rendido ante la sensación de bienestar y relax que produce.

Rascadores de espalda

Desde un punto de vista más canalla y divertido se puede pensar en el rascador de espalda como regalo de relax. Aunque al principio pueda parecer solo una broma, una vez que se usa se le coge el gustillo y mucha gente se aficiona a tener dos o tres en distintos puntos de la casa para recurrir a ellos cuando quieren aliviar su picor de espalda, hacerse cosquillas o un pequeño y suave masaje.

Una de las cosas positivas de los rascadores de espalda es que cada vez más se conciben como objetos de relax, por eso incluyen otras herramientas que pueden ser utilizadas en un masaje.

Así, deja de ser un objeto tonto y se convierte en una útil opción para una tarde romántica en pareja o para proporcionarse a uno mismo una sensación de calma antiestrés necesaria para romper con el ritmo cotidiano.

 

Todos estos objetos son excelentes opciones de regalos de bienestar y relajación. Cualquiera de ellos puede convertirse en la opción perfecta para homenajear a un amigo o familiar en una fecha especial como puede ser su cumpleaños o la Navidad.

Se trata de un tipo de objetos ideales para no fallar, sorprender y, además, cuidar la salud de aquellos a los que se quiere. ¡Ninguna de estas recomendaciones puede salir mal! Comprar estos regalos antiestrés y beneficiosos para la salud es una idea perfecta.