Cómo elegir el set perfecto de coctelería para regalar

Un set de coctelería como regalo es una idea muy innovadora para quienes no conocen esta disciplina dentro de la hostelería. En esos casos, la elección puede ser más simple, porque podría bastar con un conjunto de piezas no muy cuidadas, de modo que sirvan como acicate para sumarse a esta afición.

Si es el otro escenario, regalar un set de coctelería profesional para usuarios que sí conocen la práctica, la cosa se complica. Aun así, acertar con este obsequio no es tarea imposible, pues en el mercado podemos encontrar maletines para todos los gustos. Te mostramos algunas ideas interesantes.

Ideas para regalar a un amante de los cócteles

Si has llegado hasta aquí preguntándote por qué puede ser interesante regalar un maletín de coctelería, te damos algunas respuestas. Este obsequio, y todos aquellos que guardan relación con este mundo, son ideales para fiestas nocturnas con amigos.

Con ellos no solo ganará en destreza para alardear ante conocidos, sino que será la excusa perfecta para promover encuentros sociales y pasar ratos socializando. La coctelería es una afición que se vincula directamente a la agilidad, pero que requiere de mucha práctica para seguir avanzando.

Set de coctelería

El primer regalo que se viene a la cabeza cuando hablamos de coctelería es un set completo profesional. En El Regalo de la Semana contamos con varios maletines equipados con seis o nueve piezas que resultan ideales para iniciarse en esta práctica. En ellos no falta la coctelera, el vaso medidor o la cuchara.

Decantador para vino

Aunque los vinos no son bebidas que forman parte del universo de los cócteles, donde sí entran los licores, los accesorios relacionados con este mundillo también son bienvenidos. Así, un buen decantador es un magnífico regalo. Con él se retiran los sedimentos del vino, se airea antes de tomarlo y se ve con claridad el color y la limpieza del caldo, siempre que el decantador sea de cristal.

La coctelera

Volviendo a los aficionados a la coctelería, una opción es un buen set de coctelería profesional, pero otra alternativa es optar por piezas sueltas. La coctelera es un elemento indispensable. En el mercado podemos encontrar piezas de diferentes materiales como metal o acrílico, así como distintas tipologías.

La coctelera Boston está compuesta por el vaso mezclador de vidrio y un vaso de metal. Para ser usada hay que abrir y cerrarla mediante golpes que encajen los vasos. La coctelera de zapatero añade una pieza más, son tres elementos los que la conforman, el vaso mezclador metálico, un tapón con colador ya incorporado y la tapa metálica. La última tipología es la coctelera parisina, que se diferencia de la anterior en que no cuenta con colador incorporado.

Picadora de hielo

Otro elemento que no puede faltar a la hora de realizar un cóctel es el hielo. Muchos cócteles, como el mojito, llevan hielo picado. En otros casos, el agua en estado sólido solo se usa para obtener una temperatura muy fría en la preparación, dejando el cubito de hielo en la coctelera.

Sea como fuere, este accesorio es muy útil y sencillo de utilizar. Con él se obtienen cócteles muy sabrosos y fríos. Además, su uso no se limita solo a coctelería, sino que se puede extender hacia otras fórmulas como los granizados y los sorbetes.

Libro de recetas

Este es otro de esos accesorios que están incluidos en los sets de coctelería. Esta afición vive mucho de la imaginación, de probar diferentes recetas. Sin embargo, la mejor forma de iniciarse en ella es acudiendo a propuestas clásicas. Los cócteles más conocidos deben prepararse tal y como dicta la tradición, y la mejor forma de hacerlo es acudiendo a las recetas originales. Estas las puedes encontrar en libros de recetas o bien en internet.

Vasos para cócteles

Con los vasos sucede algo similar a las cocteleras, hay muchas variedades. El Collins es una pieza alta, similar al vaso de tubo, pero con la boca más ancha que la base. Se va estrechando por el centro y recibe ese nombre porque se usa generalmente para el Tom Collins, un cóctel que lleva ginebra, zumo de limón, azúcar y gaseosa o sifón.

El Old Fashioned es un vaso corto y ancho óptimo para cócteles con mucho hielo. El nombre se debe al cóctel que también se llama así y que se compone de Bourbon, azúcar y angostura, decorado todo con una cereza y piel de naranja. Junto con los vasos, están las copas para cócteles: la de balón, la de Martini, la Margarita o la Hurricane.

 

Un set de coctelería para regalo es una buena forma de agradar a quien sienta interés en esta afición y la opción perfecta para que vaya aumentando su interés. A partir de ese obsequio se podrá interesar por algún otro de los accesorios aquí propuestos.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario