Cómo prevenir y manejar los intrusos en la fiesta

Acérquese a los intrusos con educación y calma: si reacciona con dureza, podría desencadenar un incidente potencialmente violento; siempre es mejor mantener la calma y no perder la calma. Sea consciente de su comportamiento y comportamiento: ¿Son amistosos y respetuosos, o están intoxicados y son agresivos? La forma en que se comportan y se presentan será clave para su manejo de la situación.

Pregúntales cómo se enteraron de tu fiesta: la respuesta a esta pregunta puede ayudarte a decidir si les permites o no quedarse. ¿Fueron invitados por otro huésped? ¿Simplemente pasaron y entraron? Esta información también puede ayudarlo a saber si esperar otros invitados no invitados o una situación repetida más tarde en la noche.

Decide si vale la pena echarlos: si los aguafiestas son amistosos y te gustaría que se queden, todos ganan, ¡y es posible que hayas hecho nuevos amigos! Si este es el caso, dales la bienvenida y diviértete, ¡sabiendo que tu fiesta es claramente el lugar para estar!

Si desea que los aguafiestas se vayan:

Mantén la calma. Como anfitrión y persona a cargo, es su deber mantener la cabeza fría.

Espere resistencia o comportamiento combativo

Explique (cortésmente) a los invitados no deseados que esta fiesta es solo por invitación. Deberían captar la indirecta.

Si todo lo demás falla, pruebe este truco de último recurso: en algunos casos, la verdad no siempre es la mejor política; Un truco que funciona de maravilla para despejar a los invitados no invitados es decirles que acaba de enterarse de que llamaron a la policía y que están en camino. Esto sucede a menudo con fiestas grandes, generalmente en nombre de un vecino irritado o, en algunos casos, incluso de los compañeros de casa del anfitrión. Después de contarles en privado a tus amigos cercanos y a los invitados a la fiesta en control (¡e invitados!) lo que está pasando, haz que parezca que ahora que la policía está oficialmente involucrada, la fiesta ha terminado. Haga que las personas comiencen a arrastrarse hacia la puerta y parezcan estar saliendo. La mayoría de los intrusos entusiastas de la fiesta no quieren probar conscientemente los límites de la ley durante su noche de fiesta, por lo que es probable que terminen la noche y se vayan voluntariamente.

Evite que los intrusos de la fiesta arruinen su noche:

Dejando claro en la invitación oa tus amigos si pueden invitar a otros.

Si los intrusos parecen peligrosos o están armados, llame a la policía de inmediato.

Contrata un mega-músculo para la noche: Los guardias de seguridad profesionales o guardaespaldas están capacitados para hacer frente a este tipo de situaciones y, sobre todo, brindan una tranquilidad invaluable de que usted, su propiedad y sus invitados están protegidos, en caso de que Tu fiesta es tan genial que tuvo que colapsar.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario