Consejos para eliminar el vello facial si eres mujer

El vello facial en la mujer no es algo de lo que avergonzarse, pues al final se trata de un mecanismo de defensa del organismo, una protección natural del cuerpo. No obstante, los cánones estéticos dictan que mujeres, y también hombres, no deben llevar pelo prácticamente en ningún área del cuerpo, salvo la cabeza.

Además, la aparición de vello en algunas zonas sí puede resultar muy molesta, como por ejemplo en la zona superior del labio, en el cuello o en el mentón. En esos casos, cuando produzca algún tipo de complejo, es posible actuar con técnicas muy efectivas para eliminar esos pelos tan discordantes.

Por qué tengo tanto vello

El crecimiento de pelo en el rostro de la mujer es algo muy antiestético, si nos ajustamos a los cánones de belleza actuales. Por fortuna, existen métodos de depilación que consiguen eliminarlo por completo de manera permanente.

Antes de profundizar en cómo quitar el vello facial, la pregunta a responder es por qué aparece tanto vello. La respuesta aquí es clara, los desajustes hormonales. Este fenómeno, sumado al de la presencia de acné, la alopecia e incluso la infertilidad en mujeres se producen por un aumento en la producción o la actividad de las hormonas sexuales masculinas, los andrógenos.

Se trata de un proceso de hiperandrogenismo. La presencia de vello facial es una consecuencia más de este fenómeno, pero no es la más gravosa para la salud de las mujeres, tanto física como mental. Otros problemas asociados con la depresión, crisis de ansiedad, aumento de peso, desequilibrios hormonales más graves, dolores abdominales e incluso mayor riesgo de cáncer.

Cómo eliminar el vello facial: las mejores alternativas

Karla Ferreres García, Doctora en el departamento de Obstetricia y Ginecología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, señala que el aumento de vello facial y de otras zonas como el abdomen puede tratarse mediante depilación con cera, con láser o mediante fármacos. Vemos con detalle algunos de esos tratamientos.

Rasurar el vello

Esta es la fórmula más rápida de eliminar el vello facial, pero no es permanente. Además, promueve el crecimiento en un tiempo menor. Afeitar o rasurar las zonas donde crece el vello solo debe ser una solución de urgencia y en caso de acudir a ella, optar por cuchillas faciales especiales con cabezal redondo y pequeño.

Estos dispositivos atrapan el cabello suavemente, no lo cortan desde la raíz. Así no crece tan rápido. Se pueden usar con productos inhibidores del crecimiento del vello.

Utilizar pinzas de depilar

Otra solución rápida, aunque un poco más dolorosa. Es válida en situaciones en las que haya que eliminar solo pequeños vellos sueltos. Lleva más tiempo que el rasurado y solo es conveniente aplicarla para retirar algún pelo de una zona poco accesible.

Cera depilatoria facial

La cera elimina el vello facial completamente de raíz y ofrece resultados que duran entre dos y tres semanas. Además, actúan frente al crecimiento, pues debilita su desarrollo. La cera puede ser fría o caliente, pero en una zona tan delicada como el rostro es más aconsejable la fría. Las altas temperaturas pueden quemar la piel.

En El Regalo de la Semana puedes encontrar la Cera Depilatoria Facial Beter Retouch Pen Normal. Un producto fácil de usar con eficacia probada, la fórmula perfecta para hacer desaparecer esos pelos de más en el rostro.

Depiladora eléctrica

Una depiladora eléctrica sigue el mismo proceso que las pinzas de depilar, pero trabaja de manera automática, eliminando el vello de raíz. El pelo permanece oculto por unas tres semanas, y hay que asegurarse bien al elegir la maquinilla, pues no todas las depiladoras tienen cabezal especial para el vello facial.

El accesorio para la zona del bikini, el bajo vientre, sí es válido para usarse en la cara, pues las características de la piel son muy similares en ambas zonas.

Depilación en hilo

Esta técnica no es apropiada para su aplicación en ámbito doméstico, pues se requiere la participación de un profesional de la estética. La práctica consiste en utilizar hilos similares a la seda dental que se hacen girar rápidamente en las zonas donde hay vello para eliminar el pelo de raíz. Es un método menos doloroso que otros de depilación de raíz, aunque también es más lento.

La depilación con luz pulsada

La última posibilidad son los aparatos de luz, tanto la luz pulsada como el láser. Se diferencian en el tipo de luz emitida. Consiguen eliminar el vello de raíz y son muy duraderas, pero también son más caras que los métodos anteriores.

En el caso de la depilación con láser, el vello desaparece prácticamente por completo tras varias sesiones de repaso. Es poco doloroso y presenta más efectividad en el pelo oscuro. La depilación con luz pulsada se puede aplicar en casa, con depiladoras domésticas haciendo uso de cabezales específicos.

 

Eliminar el vello facial para una mujer es aparentemente sencillo, pues hay muchas técnicas disponibles y todas ellas cuentan con un alto grado de efectividad. De hecho, es frecuente combinar algunos de estos métodos para obtener un resultado más satisfactorio.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario