Consejos para que tus perros en verano no pasen calor

El calor sofocante que muchas veces nos desespera no es solo cosa de humanos, los perros en verano también pueden pasarlo mal e incluso sufrir golpes de calor si no los protegemos adecuadamente. Cuando un perro tiene calor, no puede activar el ventilador o el aire acondicionado, nosotros somos los responsables de proporcionarles las herramientas adecuadas para mitigar las altas temperaturas.

Cómo refrescar a un perro en verano

Lo primero que debemos saber es que cuando un perro tiene calor no regula su temperatura corporal a través del sudor tal y como hacemos los seres humanos, sino que lo hacen gracias al jadeo. Y, por desgracia, este sistema a veces no es efectivo ni suficiente para bajar la temperatura de un perro con calor sobre todo cuando llegamos a tener temperaturas por encima de los 35 °C, cosa que en España sucede cada verano en gran parte de nuestro territorio. 

Sin embargo, nosotros podemos ayudarles a mantenerse fresquitos con estos sencillos consejos:

  • Agua fresca siempre a su disposición: la hidratación es crucial, asegúrate de que siempre tenga agua fresca a su disposición, que no esté expuesta al sol y en cantidad suficiente para que no se agote en caso de que tengas que ausentarte.
  • Sombra y un espacio ventilado: sobre todo si pasa mucho tiempo en el exterior, como en patios o jardines, no deben faltarle amplias zonas donde refugiarse de los rayos solares. Y, aprovechando que tienes este espacio al aire libre, puedes proporcionarles también una forma fácil y muy divertida donde refrescarse ¡una piscina para perros! Le encantará.
  • No raparles en exceso: en las peluquerías caninas es muy común que la gente acuda en verano pidiendo que corten el pelo casi por completo a su perro. Es posible que creas que le estás liberando de un abrigo, pero lo cierto es que el pelaje de tu perro también le protege de la radiación solar y del calor. Mantener su manto en buen estado utilizando cepillos que le retiren el pelo muerto le ayudará a estar fresco, en nuestra tienda encontrarás varios modelos de cepillos y guantes de cepillado.
  • Paseos sí, pero con cuidado: mejor si evitas las horas centrales del día, el calor del asfalto podría quemar sus almohadillas, así que ve siempre por la sombra, lleva siempre agua contigo y ofrécele a menudo y limita el ejercicio físico.
  • Extrema las precauciones: “mi perro tiene mucho calor, ¿qué hago?”. Si tienes una raza nórdica, como un husky siberiano o un mastín del pirineo, seguramente te has hecho esta pregunta alguna vez. Deberás tomarte mucho más en serio lo de mantenerlo fresco en verano. Puedes ayudarle a ventilar su piel cepillándolo a menudo. En nuestra tienda encontrarás un invento que te encantará: se trata de una ducha con cepillo incorporado; de ese modo mientras le cepillas le estarás refrescando.

 

Como ves, mantener frescos a nuestros perros en verano puede resultar una tarea sencilla y divertida gracias a las herramientas adecuadas. Y ahora sí: ¡a disfrutar del verano con tu mejor amigo!

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario