Control de aforo en establecimientos por el covid-19

Controlar el aforo de un local se ha convertido, para los empresarios, en una de las medidas clave para evitar sanciones y evitar los riesgos de contagio de la covid-19.

La seguridad de los usuarios es esencial sea cual sea el tipo de establecimiento, desde restaurantes u oficinas a gimnasios. 

Son muchos los hábitos de consumo que han cambiado con la pandemia, y es posible que muchos de ellos se mantengan después de esto. Los responsables de las instalaciones necesitan gestionar flujo de clientes de forma rápida y sin complicaciones.

Control de aforo por el covid-19

Los sistemas control de aforo son posiblemente de esas medidas que han llegado para quedarse, y que aportan a cualquier espacio un extra de calidad en el trato a sus clientes.

De hecho, todo lo que tiene que ver con la seguridad de las instalaciones ya era muy valorado antes de la llegada de esta crisis, por lo que a partir de ahora lo será mucho más.

El control del aforo de un establecimiento se considera una necesidad para evitar que se pueda congregar un mayor número de personas de las admitidas o recomendadas por las características del espacio.

Aunque las normas van cambiando, se considera que los aforos deben verse disminuidos entre un 20 % y un 40 % a causa de la pandemia, y es muy posible que cuando esta pase tampoco se vuelva a los aforos anteriores, que con toda probabilidad serán revisados.

Las soluciones para controlar el aforo son variadas, y muchas son bastante más sencillas de lo que pudiera pensarse. Ya sea con herramientas de conteo, tracking, mapas de calor o, simplemente, con contadores manuales, lo importante es mantener un control y evitar aglomeraciones. No todos los métodos tienen el mismo grado de eficiencia, y cada establecimiento deberá valorar sus condiciones particulares, aunque debemos tener claro que no siempre más caro significa mejor.

Cómo controlar el aforo correctamente

Controlar correctamente el aforo de un local pasa por implementar alguna de las herramientas que permiten determinar si se ha alcanzado el número máximo de personas que puede acceder a un determinado espacio. Así, cuando el aforo esté completo, deberá impedirse la entrada a más gente.

Para realizar este control de afluencia, particularmente en los establecimientos donde la gente entra y sale continuamente, lo mejor es instalar un sistema de control de aforo.

Existen contadores de aforo en el mercado que son muy económicos, como el contador de aforo 146705, que es el tipo de herramienta manual que normalmente se ha utilizado para montar una fiesta, por ejemplo, y que puede ser una buena forma de iniciarse en este tipo de supervisión sin necesidad de hacer un gran gasto.

Otra opción interesante dentro del mismo rango de precio puede ser el contador de Aforo Digital 146691, que de una manera muy cómoda permite gestionar el acceso al local para asegurar la distancia social.

 

En definitiva, controlar la cantidad de gente que entra en un establecimiento redunda en una mejor experiencia para el cliente y facilita el cumplimiento de la normativa. Los sistemas de control de aforo, manuales o digitales, son herramientas económicas que mejoran la seguridad y son muy fáciles de utilizar.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario