creen que es necesario regalar algo para que lo quieran

Nota del editor: Elizabeth Dunn y Michael Norton son autores del libro Happy Money: The Science of Smarter Spending. Dunn es maestra socia del departamento de Psicología de la Facultad de la Columbia Británica, y Norton es instructor asociado de Administración de Compañías en la Escuela de Negocios de Harvard.

(CNN) — Los regalos a lo largo de las fiestas evocan imágenes cálidas de conocidos cercanos abriendo los envoltorios para conseguir algo fantástico y después atestar de abrazos y besos a quienes lo dieron. A pesar del gozo que comporta, la cuestión de ofrecer presentes no es solo diversión.

Hay 2 regalos que hay que prestar a los pequeños: uno son raíces y otro son alas

En esta vida y para hallar que nuestros hijos sean contentos es requisito proporcionarles 2 regalos: raíces y alas. Las raíces son el tiempo de calidad que ofreces a tus hijos, su precaución, las tradiciones, el pelear por su porvenir, el guiarle al camino de la vida, acompañándoles a su lado, ofreciéndoles toda la asistencia que sea precisa (pero sin realizar las cosas por ellos).

Por otra parte, el otro obsequio que es tan esencial como las raíces, indudablemente son las alas. Las alas son las que asisten a los pequeños a medrar, a realizarse emotivamente, a percatarse de que ellos asimismo importan y que sus resoluciones son tomadas presente. Los pequeños, tienen que sentir cierto control en sus vidas, a sabiendas de que sus progenitores van a estar a su lado en todas y cada una de las resoluciones que tomen conforme se expanda. Deben estudiar a confundirse, a parchear de sus fallos, a comprender qué sendero es preferible y elegir cuál tomar, etcétera. Las alas son primordiales para llegar al éxito.

Períodico de viaje

No existe nada que mucho más me agrade que apuntar todas y cada una de las anécdotas de cada viaje.

Falta de empatía

La gente poco empáticas enfocan el acto de obsequiar prácticamente como un deber popular. No se preocupan en investigar los deseos del receptor y acostumbran a obtener algo simple, veloz y también impersonal. Además de esto, tienden a dejarlo todo para el último instante y, la mayor parte de las ocasiones, no cuidan la presentación ni los datos.

La gente perfeccionistas aspiran a la excelencia y no aceptan los fallos. Por consiguiente, van a poner particular precaución en que el obsequio esté en perfectas condiciones y la presentación sea inigualable. Una imperfección en el embalaje va a ser fundamento bastante para modificarlo por otro.

Obsequio virtual para cumpleaños con una videollamada

Si en lugar de regalos físicos a hogar, escoges regalos digitales para mandarle a un familiar, amiga o amigo, puedes decantarse por alguno de las sorpresas de cumpleaños a distancia que te aconsejamos ahora.

Una alternativa es grabar un vídeo emotivo y mostrarlo por videollamada. Es de las mejores cosas por llevar a cabo en la red. Incluye fotografías de su niñez y de sus amigos y familiares y, si cabe, añade algún vídeo donde le feliciten por llevarlo a cabo aún mucho más terminado. ¡Seguramente lo deseará ver cada 2 minutos!

Deja un comentario