fra angelico san esteban recibe los regalos de la iglesia

(ZENIT – Roma).- El capítulo general de la Orden de los Dominicos que se está haciendo en la localidad de Bolonia tiene la participación de 75 priores de la Orden que llegaron desde todo el planeta. El papa Francisco les dio la bendición apostólica y la logró extensiva a toda la Orden, como señala el artículo el telegrama que les envió el 15 de julio el secretario de Estado Pietro Parolin y que reproducimos ahora. «Con motivo del Capítulo general de los priores provinciales de la Orden de los Reverendos, que se efectuará en Bolonia, en el contexto del Jubileo del Año increíble de la clemencia y del octavo centenario de la confirmación de la Orden por Honorio III, su santidad el papa Francisco les ha enviado sus cordiales y mejores deseos, invocando los dones del Espíritu Santurrón, recordando que la clemencia es el pilar que mantiene la vida de la Iglesia. Su acción pastoral ha de ser abrazada por la inocencia, y nada de su aviso y testimonio frente el planeta puede dejar de tener piedad. La probabilidad de la Iglesia pasa por medio de la vía del amor misericordioso y lleno de compasión que da novedosa vida y el valor de ver al futuro con promesa. El Santurrón Padre quiere a todos y cada uno de los que prosiguen el carisma de San Domingo –incansable apóstol de felicidad y de perdón, lleno de compasión por los pobres y candente defensor de la vida– que den testimonio de la clemencia, profesada y encarnada en la vida, pues sean signo de la proximidad y la inocencia de Dios, tal es así que la sociedad el día de hoy logre conocer nuevamente la urgencia de solidaridad, amor y perdón. Aparte de solicitarles frases a fin de que mantengan su ministerio petrino, por intercesión de Nuestra Señora del Rosario y de todos y cada uno de los beatos de la Familia dominicana, les adjudica a ustedes como a todos y cada uno de los monjes capitulares, la pedida bendición apostólica, que prolonga de buen gusto en toda la Orden». En el marco del capítulo, el viernes durante la noche se efectuó una peregrinación a la luz de antorchas y candelas, desde el Colle dell’Osservanza al Convento de Santurrón Domingo, en el que participaron asimismo mucho más de cien monjes jóvenes y monjas, que vienen de 50 países. Este capítulo general tiene especial relevancia pues se festejan 800 años de la fundación de la Orden, lo que coincide con el Jubileo de la Clemencia. A propósito de los ocho siglos del orden, se efectuó además de esto una peregrinación “sobre las huellas del beato”, efectuada por jóvenes monjes y monjas que salieron el 1 de julio y cruzaron los sitios donde el domingo de Guzmán nació , vivió y medró , partiendo desde España, cruzando Francia hasta Italia. El domingo 17 de julio, el ministro general de los monjes inferiores franciscanos, Michael A. Perry, encabezó la misa en la basílica de Beato Domingo, a la que prosiguió una día de retiro de los monjes capitulares.

Adoración de los Pastores. Hugo van der Goes.

Es la mesa central del increíble Tríptico Portinari, la obra mucho más conocida del creador, y la estrella de la compilación de pintura flamenca que tiene la Galería de los Uffizi.

Pintado en Brujas por encargo de Tommaso Portinari y enviado a Florencia, su predominación en los pintores italianos fue excepcional. Este tríptico abrió una ventana hacia el arte flamenco para los pintores toscanos. Boticelli, Filippino Lippi, Domenico Ghirlandaio, o Leonardo da Vinci, se dejaron imbuir por la novedosa hermosura del único cuadro documentado del pintor flamenco.

Deja un comentario