Haz más feliz a tu mascota

Aunque tener mascotas en tu casa siempre será motivo de alegría, también implica una gran responsabilidad por tu parte. Las mascotas no son objetos sino seres vivos que necesitan de atención y cuidados. Por ello, vamos a darte algunos consejos sobre cómo cuidar y hacer más feliz a tu mascota.

7 formas de hacer más feliz a tu mascota

1. La convivencia

En el momento en el que tu mascota llega a tu hogar se convierte en tu «compañera de piso» … ¡y tú también! Saber convivir será fundamental para que ambos disfrutéis de vuestro tiempo juntos.

Por ejemplo, al igual a que a las personas, a las mascotas no les gustan nada los ruidos bruscos. Si los evitas, crearás un clima mucho más sano y evitarás que tu mascota sufra de un estrés innecesario.

2. La unidad familiar

Las mascotas suelen son animales de compañía. Esto quiere decir que una mascota que no pase tiempo con los miembros de su «familia» no se sentirá feliz.

Será importante que integres a tu mascota en la vida familiar, que no pase sola demasiado tiempo y que sienta que la queréis y que forma parte de la unidad de convivencia.

3. La rutina

Todas las mascotas agradecen enormemente la rutina. Tener las mismas horas asignadas para el sueño, la comida, los paseos o el juego les ayuda a estabilizarse y a estar más felices.

Será muy conveniente que acostumbres a tu mascota a unos horarios y trates de respetarlos siempre.

4. El ejercicio físico y el juego

Todos los animales necesitan hacer ejercicio, algunos para liberar la energía acumulada (los perros) y otros para mantenerse vigorosos según sus instintos cazadores (los gatos).

Tu perro agradecerá que lo saques a pasear con regularidad y le lances la pelota, y tu gato estará en su salsa si dispone de una zona con juguetes para entrenar sus habilidades cazadoras.

5. La alimentación

«Somos lo que comemos«. Tal cual. El secreto para el bienestar físico reside en una dieta equilibrada y completa, con el aporte nutricional necesario y adecuado para cada especie y cada etapa de su vida.

Tendrás que informarte sobre lo que pueden comer los perros o los gatos, y sobre qué alimentos debes evitar darles. Y, por descontado, controlar las raciones para evitar posibles situaciones de obesidad.

6. El descanso

Los animales domésticos pueden llegar a dormir muchísimas horas. Por ejemplo, hay razas de perros que podrían pasar más de 16 horas diarias durmiendo (eso sí, de forma intermitente). Los gatos tampoco son una excepción, aunque parezca lo contrario.

El descanso nocturno es muy importante para los animales, ya que les ayuda a estar más relajados e influye en el funcionamiento normal de sus funciones vitales. Y, evidentemente y al igual que nos sucede a las personas, la falta de sueño no nos hace ningún bien.

Cuida de su lugar de descanso (cama, colchón, manta…), que esté en una zona protegida y relativamente a salvo, y aplícate el principio de la convivencia para dejar dormir a tu gato o a tu perro las horas que necesite.

7. La salud

Por último, tendrás que prestar atención al estado de salud de tu mascota llevándola al veterinario con la frecuencia que necesite.

Él te dará las pautas de revisión preventiva, te informará sobre el calendario de vacunas y te mandará los fármacos o tratamientos necesarios si tu mascota tiene alguna enfermedad.

 

El cuidado de las mascotas revierte directamente en su felicidad y, por lo tanto, en la de sus dueños. Desde las tiendas de Veterinaria recomiendan mantener un ambiente tranquilo en casa, cuidar la alimentación, respetar los tiempos de juego y de descanso, integrarla en la vida familiar y llevar un control veterinario regular. Todo esto ayudará enormemente a tu mascota a ser más feliz.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario