isabel ii y laa islas canarias regalo a la virgen

Es de primera presión en frío, de color claro y de gusto y fragancia despacio. Se aconseja ingerirlo en crudo para preservar sus características y gusto y es abundante en Omegas 3, 6 y 9. Es idóneo para ensaladas y vinagretas, de este modo para recetas de repostería como bizcocho, galletas o brownies.

Ensalada de brotes tiernos con queso de Oveja con Trufa y nueces

Historia de la Virgen de la Coloma

La verbena de la Coloma despliega entre las fiestas mucho más habitual La capital española por plazas tan históricas como la de Cascorro o la Cebada.

La narración de la Virgen de la Coloma es bastante especial pues aparece de la confusión entre 2 vírgenes, la de la Soledad y la de Coloma, y ​​da un giro cerca de un cuadro y no a una imagen escultórico, como tiende a ser frecuente. Para comprender mejor la crónica de la Virgen de la Paloma de La capital española es requisito remontarse al siglo XVIII. Entonces, los madrileños tenían enorme devoción por la Virgen de la Soledad, gracias, más que nada, al impulso que le habían dado los reyes Felipe II y también Isabel de Valois. A la Virgen de la Soledad siempre y en todo momento se la representaba con un vestido blanco y un mantón negro, propios de las damas viudas de la nobleza de españa de entonces, y se la podía ver en conventos, iglesias y en viviendas piadosas. Conque a absolutamente nadie debió extrañar bastante que, en 1.787, una mujer llamada Isabel Tintero colocara en el portal de su casa un cuadro de la Virgen de la Soledad. Según las leyendas de La capital de españa, Isabel Tintero había comprado el cuadro de la Virgen a unos pequeños que le habían encontrado en la calle. Es esencial realizar constar que Isabel Tintero vivía en la calle Paloma de La capital española. Pasó poco tiempo antes que se corriese la voz de que la imagen de la Virgen de Isabel Tintero era prodigiosa. Exactamente la misma reina, Isabel de Parma, mujer de Carlos IV, asistió a fin de que sanara a uno de sus hijos. De esto deriva otra tradición de La capital de españa muy habitual, que se festeja el 2 de febrero: la Presentación de Jesús o Celebración de las Velas. La cuestión es que la multitud terminó refiriéndose a esta Virgen como la de Coloma, en referencia a la calle donde se visitaba. Y conforme su popularidad aumentaba, se asentaba la iniciativa de que el cuadro era de la Virgen de la Paloma y no de la Virgen de la Soledad.

Deja un comentario