juegos para niños de 4 a 9 años para regalar

La disparidad de los cubos Rubik no es tan novedosa como los tamagotchis. Hace unos años puedes observar a inmensidad de pequeños desde 8 años jugando con los cubos Rubik.

Para comenzar, aconsejamos el original cubo Rubik de 3×3. Si ya conoces que le muela lo de los cubos Rubik, otros modelos Spin Master, incluye el cubo rubik de 4×4 o el cubo Rubik 3×3 que cambia de color.

Ideas para obsequiar a pequeños de 9, diez y 11 años

La primera iniciativa que te ofrecemos está destinada a pequeños que les agradan los deportes que usan pelotas o pelotas (fútbol, ​​balonmano , voleibol , hockey, rugby, etcétera.). En este género de deportes o juegos de deportes es requisito entrenar los pases, paradas o cabezales y tiros, de forma que logren ir mejorando la técnica.

Los reboteadores de pelotas son un factor realmente útil y simple para entrenar en estos deportes. Un reboteador (“rebounder” en inglés) es una área de choque formada por un marco metálico y una red o malla. Las dimensiones y la manera de la área tienen la posibilidad de cambiar, pero en la mayoría de los casos tienden a ser rectangulares o cuadrados.

Magnetics, una parte de la vivienda (desde 2 años).

Descripción del juego: Radica en una plantilla con la manera de un cuerpo humano y plantillas con los distintos espacios de una vivienda (cocina, salón, habitación) aparte de una secuencia de fichas imantadas, desde ropa hasta alimentos, en función de cuáles sean las plantillas de las que disponemos para jugar. Así mismo, el niño va a deber ir cogiendo las cosas que le llamen la atención y las va a ir fijando a la plantilla, realizando figuras, completando habitaciones o rellenando un espacio.

Maletín imantado de artista Hape

Con este regalazo, tu pequeño va a crear formas según las tarjetas dentro o dejará volar su imaginación para modificar las suyas.

Es un juguete idóneo para obsequiar desde 3 años pues:

Méchanlou

Juego de cartas estratégico para pequeños y pequeñas de 4 a 7 años inspirado en el cuento de Caperucita . Con este juego de cartas los pequeños se introducen en los juegos familiares con reglas, fortalecen el recuento del 1 al 6 y ejercitan la memoria.

La meta del juego es hallar las 6 cartas de cuento que conforman la crónica de Caperucita Roja. Antes de iniciar la partida, se ponen 8 cartas de bosque (que tienen la posibilidad de contener un lobo o un cazador) boca abajo, formando un círculo, y el resto se pone en el centro. Entonces se dividen tres cartas de cuento a cada jugador.

Deja un comentario