¿Por qué los niños deben aprender ciencia?

Cuando se trata de la educación de nuestros hijos, hay muchas cosas que queremos que aprendan y no porque se trate de un capricho, sino porque queremos lo mejor para ellos. Esperas que tengan una vida feliz y exitosa, y eso en buena parte comienza con una buena educación. Entonces, ¿por qué sus hijos deberían aprender ciencias?

 

Hay muchas razones por las que los niños deberían hacerlo, pero la más importante es que les abre la mente a un mundo increíble! Por ejemplo, les enseña cómo funcionan las cosas y les planta la pequeña y poderosa semilla de la curiosidad. Además, la ciencia también proporciona a los niños las habilidades que necesitan para sus futuras carreras en los campos STEM. A continuación varios puntos a considerar como papá o mamá.

Qué es la ciencia y por qué es importante para los niños

Muchas veces escuchamos y leemos la palabra ciencia, pero no logramos entender la extensión de la misma. Según la RAE, ciencia es el conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales con capacidad predictiva y comprobables experimentalmente.

 

Es decir, la ciencia puede aplicar sobre cualquier cosa que se pueda ser observada, sistematizada, y comprobable.

 

Aprender sobre ciencia, de manera general y específica, brinda habilidades inigualables para la vida. Un niño que estudia temas científicos, desarrolla una mente audaz, entendiendo cómo cuestionar, a ser observador, a hacer pruebas, y comunicarse mejor.

 

Más específicamente, los niños que aprenden desde muy pequeños sobre ciencia:

 

  • Fomentan una visión positiva sobre el proceso de aprendizaje de las ciencias, que perdurará para el futuro y desarrollo del niño

  • Forman un pensamiento científico, que les permite entender de manera curiosa e indpendiente todo lo que les rodea

  • Muestran interés en el aprendizaje constante

Cómo es que los niños aprenden tan rápido

Todas estas cualidades pueden ser rápidamente absorbidas por los niños, por lo que es fundamental comenzar la enseñanza de tecnología y ciencia lo más pronto posible. Los niños tienen la capacidad de aprender cosas más rápido.

 

¿Han visto cómo los pequeños tienen una curiosidad incansable y quieren probar absolutamente todo lo que se encuentran? Es esa misma curiosidad uno de los motores en el proceso de aprendizaje de los niños.

 

Ese comportamiento es un signo de una mente activa y con mucha capacidad de retener todo tipo de información que se percibe. Esta habilidad viene de conexiones neuronales particulares del cerebro de los pequeños, que cambian una vez que crecemos. Por esto los niños entienden conceptos, aprenden idiomas, y aprenden jugando con más facilidad.

Razones por las que los niños deberían aprender de ciencia

En primer lugar, la ciencia enseña a los niños cómo funciona el mundo natural de una manera que ninguna otra asignatura puede hacerlo. Este conocimiento les ayudará a dar sentido a su entorno y a tener más control sobre él cuando sean mayores. La ciencia también enseña a los niños habilidades de pensamiento crítico que son esenciales para el éxito en la escuela y en la vida.

 

Por último, la investigación científica fomenta la creatividad, ya que constantemente se encuentran nuevas soluciones a los problemas basadas en lo que se sabe sobre el mundo que nos rodea, lo que conduce a ideas aún más creativas.

#1 Ayuda a los niños a aprender cómo funciona el mundo

La ciencia es una materia valiosa que los niños deberían aprender. Ayuda a los niños a pensar de forma crítica y a entender cómo funciona el mundo. Es una habilidad que les ayudará no sólo en su futuro, sino también en su presente.

#2 Permite a los niños a hacer preguntas y a encontrar respuestas

En la ciencia, los niños exploran su entorno y se hacen preguntas sobre lo que ven, huelen, tocan y saborean. Utilizan diversas herramientas -ojos, oídos, nariz, lengua- para conocer el mundo que les rodea. Las respuestas a estas preguntas pueden dar lugar a más preguntas que pueden responderse realizando experimentos o preguntando a un experto.

 

La curiosidad de un niño es una cualidad clave que le ayudará a crecer para ser independiente y seguro de sí mismo con el aprendizaje de por vida. Este tipo de curiosidad se alimenta con el conocimiento y la comprensión de conceptos científicos como la gravedad, la luz y el magnetismo.

 

Cuando un niño entiende cómo funcionan las cosas en el mundo natural, puede aplicar ese conocimiento a otras áreas de su vida. La ciencia nos ayuda a entender nuestro entorno y a nosotros mismos. Al aprender ciencias a una edad temprana, ayudamos a equipar a nuestros hijos con herramientas que les permitirán tener éxito en cualquier camino que elijan en la vida.

#3 Las ciencias de distinto tipo enseñan a resolver problemas

Cuando haces un experimento científico, intentas averiguar cómo funciona el mundo. Se prueban diferentes hipótesis para ver cuál es la correcta. Y cuando aprendes ciencia en la escuela, aprendes a pensar de forma crítica y a resolver problemas. Por eso es tan importante que los niños aprendan ciencias: les enseña a pensar de forma lógica y a encontrar soluciones a los problemas.

#4 Además, la ciencia es divertida

Muchos niños no aprenden sobre la ciencia cuando crecen. Sólo experimentan el mundo tal y como es ahora, sin entender cómo ha llegado hasta ahí. Esto puede conducir a una serie de conceptos erróneos y falsas creencias porque nunca se les ha dado la oportunidad de cuestionar las cosas y explorar sus propios pensamientos.

 

La belleza de la ciencia es que cambia constantemente y desafía nuestras percepciones sobre lo que creemos saber acerca del funcionamiento del mundo. Es emocionante y refrescante para los niños que se exponen a ella a una edad temprana. Puede ayudar a fomentar el sentido de la curiosidad y el asombro, que son cualidades esenciales para los estudiantes de toda la vida.

 

Aprender ciencia puede ser sinónimo de diversión porque se trata de explorar y experimentar. A medida de que tu hijo trabaje con las lecciones y experimentos del mejor libro infantil de ciencia, ella o él podrán aprender mucho más sobre cómo funcionan las cosas en nuestro mundo.

Mantén a tu hijo curioso con el mejor libro infantil de ciencia

La ciencia es el proceso de entender cómo las personas, los animales y las plantas interactúan con su entorno. Puede ser un concepto difícil de entender para los niños, pero es importante que aprendan sobre ciencia porque les ayudará a comprender conceptos más complejos en la escuela y en la vida cotidiana.

 

Digamos que los niños son básicamente una especie de científicos natos que quieren explorar el mundo que les rodea tocando todo lo posible, lo que hace que aprender cosas nuevas sea muy fácil. Colabora con la curiosidad de tu hijo, consigue ya mismo La extraordinaria aventura de Arobi disponible aquí, un libro repleto de aventuras y diversión y experimentos para que los más chicos nunca paren de aprender.

 

 

 

  • Word count: 1,163 (🎁 +163)

  • Client: La Ciencia de Jaun – Nikaso

  • Website: lacienciadejaun.com

  • Industry: Science / Education

  • 🎁 Meta Description: Como padre, quieres que tu hijo tenga curiosidad y ánimo por aprender. ¿Pero cómo puedes asegurarte de que les guste la ciencia Aquí tienes algunos consejos.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario