Almohadilla Térmica Solac CT8636 100W (40 x 30 cm) Gris

Almohadilla Térmica Solac CT8636 100W (40 x 30 cm) Gris

€33,53
Precio unitario por
Precio habitual
Añadido al carrito ! Ver carrito o seguir comprando.

EN QUÉ CASOS ESTÁ RECOMENDADO EL USO DE UNA ALMOHADILLA TÉRMICA PARA LAS LESIONES

A no ser que seamos unos adolescentes que justo iniciamos nuestro camino en la vida, todos hemos sufrido, en mayor o en menor medida, dolor en las cervicales, trapecios hombros, o en general, en casi cualquier sitio de nuestra maltrecha anatomía.


Estas molestias en muchas ocasiones se ocasionan a raíz de movimientos repetitivos, malas prácticas posturales, o por un sobreesfuerzo repetitivo...Sabemos lo que esto significa. Un dolor punzante atraviesa nuestras lumbares, o cervicales, y resoplamos levantandonos de una silla.


La temida primera visita al fisioterapeuta llega, y con ella, los primeros tratamientos, y siempre, por curioso que parezca, empieza con una agradable visita a una lámpara de calor de infrarrojos.


Nos sentamos y el técnico nos la acerca cuidadosamente, y  tras unos largos minutos de uso, y sintiendo un calor intenso en la zona a tratar...pasamos por las manos del experto, aplicandonos este un masaje reparador.


¿Pero nos hemos preguntado por qué hacen esto?¿ Por qué aplican calor antes de dar el masaje?


tal vez la explicación hará que entiendas muchas cosas que hasta ahora no entendías.

 

Hemos hablado anteriormente de los beneficios que aporta a la salud y al bienestar general el uso del calor seco focalizado


TRATAMIENTO TERAPÈUTICO CON ALMOHADILLA TÉRMICA

Los profesionales sanitarios, pero en especial masajistas, quiroprácticos y fisioterapeutas, emplean el calor local, como tratamiento previo, o terapia en sí misma, desde hace muchos años.


Diferentes estudios, demuestran que la aplicación de calor de manera focalizada, permite que los músculos se descontracture, y favorece, de forma directa que la zona afectada, reciba más riego sanguíneo, mejorando la circulación y aportando mayor cantidad de oxígeno. Y todos sabemos que el oxígeno es vida para los tejidos. 


En caso de roturas fibrilares, elongaciones o distensiones de los tejidos musculares, un mayor aporte de sangre oxigenada en la zona afectada, permitirá que la recuperación sea rápida y efectiva.


En los casos de contracturas, el calor actúa del mismo modo, permitiendo una relajación primaria del impulso nervioso que constriñe el paquete muscular.


De este modo el fisioterapeuta, podrá trabajar de manera mucho más efectiva, penetrando en la zona, y contribuyendo a descongestionar. Por otra parte, si se aplican cremas de uso tópico en la superficie de la dermis previamente caliente, esta crema se absorberá rápidamente, ya que pasa mucho más rápido al torrente sanguíneo. 


Ambas prácticas, son un tratamiento clásico y eficaz para tratar lesiones principalmente musculares.


Y en este sentido, usar un foco de calor localizado sobre una zona afectada, puede comportar beneficios, incluso si lo hacemos en la comodidad de nuestro hogar. De este modo, emplear una almohadilla térmica que sea termorregulable, adaptable a cada una de nuestras zonas doloridas, y, en esencia, sencilla de usar, puede aportarnos muchos beneficios como usuario de calle.


MOTIVOS PARA USAR UNA ALMOHADILLA TÉRMICA


 En este sentido, y hablando de almohadillas térmicas de reconocido prestigio, debemos hablar, casi obligatoriamente del fabricante SOLAC, especialistas en electrodomésticos de consumo, y en especial, en calor doméstico, como secadores, radiadores, mantas térmicas, y como en el caso que nos ocupa, la almohadilla térmica solac ct8636 100w.

 

Esta almohadilla reúne muchas de las características más interesantes de sus hermanas, aunque a un precio realmente interesante, convirtiéndose de este modo en una muy buena opción polivalente adecuada para casi cualquier situación.

 

Si alguien puede hablar sobre este tipo de productos, sin duda es Solac, y con esta almohadilla, realmente han roto los moldes, y las reglas de juego. Se acabaron aparatosos aparatos de calor localizado, mantas enormes y pesadas, o difíciles de transportar. Ligero, fiable, y compacto...el futuro del calor localizado de la mano de Solac.

 

Su modo de uso es extremadamente sencillo, solo tenemos que colocar la almohadilla térmica de Solac en la zona elegida, y seleccionar el nivel de calor a aplicar. La almohadilla alcanza la temperatura elegida de una forma muy rápida, sin encontrar zonas frías ni puntos de calor excesivos. Esto se consigue ensacando con un tejido especial, la resistencia, que además, actúa a modo de agente isotermo.

 

VENTAJAS DE LA ALMOHADILLA TÉRMICA SOLAC CT8636

 

Esta almohadilla térmica cumple a la perfección con muchos de los requisitos que deben reunir estas herramientas de calor. 

 

No olvidemos que su misión principal es lograr que el usuario obtenga, por una parte, gran sensación de confort, y comodidad al aplicar la almohadilla. 

 

Normalmente, esto se traduce en aplicar la almohadilla en las zonas más conflictivas y propensas a sufrir de dolores o sobrecargas, es decir la zona lumbar y la zona cervical.

 

Por otra parte, entrando en terrenos terapéuticos, aquellos usuarios que busquen un uso médico o deportivo, de esta almohadilla, encuentran en ella una gran aliada diaria.

 

Su consumo eléctrico es realmente bajo, unos 100W solamente, y además, al tener un buen aislamiento, el termostato que regula su temperatura, hace que se apague cuando sea necesario, ahorrando aún más energía.


Está confeccionada con un tejido muy agradable, que permite su aplicación directamente sobre la piel, sin causar molestias.

 

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS DE LA ALMOHADILLA TÉRMICA SOLAC CT8636


Tiene unas medidas aproximadas de 40cm x 30cm, haciéndola ideal para aplicar de forma local sobre la zona a tratar. Su tejido extra suave, la hace apta para aplicar sobre tu cuerpo directamente.


Cuenta con un selector de temperatura, así que cada usuario puede elegir qué temperatura se ajusta a sus necesidades. Hay que recordar que muchas almohadillas, no tienen esta opción.


Tiene una potencia total de 100W, un consumo realmente bajo, si tenemos en cuenta que es un producto de calor, funcionando con resistencias. Sin embargo su tecnología, limita enormemente el consumo.


Cuenta con un temporizador, y auto apagado, así que podrás usarla sin miedo ni riesgo a causar un incidente.


CONCLUSIÓN


Si necesitas un producto de calor local, o quieres probar el tratamiento de calor por alguna dolencia específica, sin lugar a dudas deberías probar con la almohadilla térmica de SOLA. Precio competitivo, y características superiores, que puedes encontrar en modelos mucho más caros, en un tamaño práctico y contenido.


Cuestiones técnicas: 

  •  

    Color: Gris
  • Medidas aprox.: 40 x 30 cm
  • Temperatura: Ajustable
  • Potencia: 100 W
  • Temporizador: sí