Manta Eléctrica Individual Solac CT8603 120W (160 x 100 cm) Gris

Manta Eléctrica Individual Solac CT8603 120W (160 x 100 cm) Gris

€65,72
Precio unitario por
Precio habitual
Añadido al carrito ! Ver carrito o seguir comprando.
  • Si hablamos de confort y bienestar, sabemos que todos los profesionales, ya sean terapeutas, osteópatas o médicos, recomiendan tratamientos de calor focalizado. 


    Más allá de los remedios caseros y los sacos de tela con semillas calentadas al microondas, las mantas eléctricas individuales son la solución perfecta, ya que suministran calor de forma ininterrumpida, de forma generalizada, con un agradable efecto seco altamente beneficioso para la salud.


    La manta eléctrica del CT8603 de Solac por medidas y prestaciones es una elección ganadora con casi total seguridad.


    Pero veamos qué hace tan especial esta manta y cómo puedes saber cuál se adapta a tus necesidades específicas, ya sea por confort o por salud.



    ELEGIR MANTA ELÉCTRICA  DE SOLAC INDICADA PARA TI


    Solac es una fabricante de reconocida experiencia y gran solvencia en el mundo del calor para el hogar. eso se traduce en tecnología altamente eficaz y fiable en todo lo relacionado con este campo.


    Desde calefactores de aire domésticos, hasta secadores de pelo, SOLAC tiene décadas de recorrido en este campo, y eso se refleja en las calidades, pero sobre todo, en la confianza que nos aporta como empresa.


    Si debemos confiar en una marca en concreto, para adquirir una manta eléctrica, SOLAC es una garantía.


    Antiguamente las mantas eléctricas de calor, eran pesadas prendas, muy gruesas que contenían una serie de resistencias ensacadas, en fundas de nylon. Este hecho, junto a el escaso desarrollo en la tecnología de las resistencias eléctricas de calor para uso doméstico, hace que las mantas de este tipo, fueran ciertamente un peligro para la seguridad del hogar, ya que un ligero fallo en su regulador, oi en el termostato, podía provocar un accidente eléctrico o un incendio.


    Con el paso del tiempo y las enormes mejoras tanto en la tecnología como en la investigación de tejidos, hemos llegado al “futuro” de estos electrodomésticos.


    telas ignifugas, sistemas de seguridad duplicados, para que en caso de emergencia uno de ellos custodie al primero, y avances en los campos del calor a través de resistencias de potencia controlada, han hecho que su seguridad sea mucho mayor.


    La manta CT 8603 es un ejemplo perfecto de estos avances en el campo del calor doméstico de la mano de SOLAC. 


    A pesar de que existen opciones del mismo fabricante con diferentes prestaciones, a saber, mas Watios de potencia, mayor calor focalizado, diferentes tamaños, o incluso con función de masaje, la CT 8630, se suele convertir en la opción más valorada, por ser la mas polivalente de la gama de mantas electricas de SOLAC. 


    El motivo de esta flexibilidad reside en que podemos usarla del mismo modo, para calentar una cama de matrimonio en un clima frío, hacer más confortable un sillón o rincón de nuestro hogar, calentar nuestras piernas después de una sesión de deporte, o usarla para descontracturar nuestras fatigadas cervicales. Muchos usuarios informan de las grandes propiedades antiinflamatorias del calor seco en casos de reuma y artritis.


    Una manta eléctrica de calidad, y comprobada polivalencia a un precio realmente interesante.


    Sin duda una manta a tener en cuenta para calentar nuestro hogar.


    LA MEJOR MANTA ELÉCTRICA SOLAC: LA CT8630 REIKIAVIK

    Si por algo destaca este modelo de manta, y que hace que sencillamente estemos enamorados de ella, es que en un único producto, SOLAC ha aplicado todas sus últimas innovaciones tecnológicas del sector, para producir un elemento de lujo, a un precio contenido, y de enorme seguridad.


    Está confeccionada en un tejido realmente suave, de tacto acolchado y cálido, muy agradable, incluso estando apagado el sistema calefactor.


    Al ser una tecnología eco sostenible, su consumo de media se mantiene por debajo de los 100 w, poco más que una bombilla tradicional, pero con el que produce un calor suficiente para hacer confortable cualquier estancia.


    Incluye la nueva tecnología NTC, propiedad de SOLAC en la que se eliminan los molestos puntos fríos para conseguir un calor homogéneo en toda la superficie de la manta. 


    A diferencia de otras mantas, el sistema de cableado que transporta el calor, tiene un sistema de aislamiento estratégicamente diseñado para repartir de forma eficiente el calor sin pérdidas de ningún tipo. Además esto hace que el consumo de energía sea muy bajo para el tipo de artículo del que estamos hablando.


    Tenemos que recordar que esta tecnología NTC, es complementaria a los 6 niveles de calor configurables, para que podamos, de este modo, controlar el calor que deseamos obtener. 


    El primer nivel, solo emite una leve sensación de confort, ideal para aquellos primeros días de invierno o de finales de principios de primavera, o en el caso que nuestra zona climatológica no sea demasiado exigente. Por otra parte, su sexto (y máximo) nivel de potencia, que será el que alcance los 120w de potencia nominal que otorga este producto, se hace perfecto en los climas más fríos o húmedos.


    Acompañar todas estas prestaciones con el sistema de auto stop de SOLAC, hace que usar esta manta eléctrica para ir a dormir, no represente ningún tipo de riesgo.


    Solo ponla en tu cama, programa la temperatura y tiempo de acción, y túmbate a disfrutar del confort sin igual que ofrece esta manta.


    Una vez hecho esto, despreocupate de dormirte, la manta solac se desconecta de forma automática por su temporizador, o tras detectar un tiempo prolongado de inactividad, añadiendo una nueva capa de seguridad al producto.


    USO MÉDICO DE LAS MANTAS ELÉCTRICAS

     

    Históricamente, desde tiempos remotos, el ser humano ha empleado el calor local para aliviar dolores y molestias.

     

    En el antiguo Egipto, se empleaban lodos del Nilo, en forma de ungüento. Este barro se calentaba al abrasador sol del desierto, y se aplicaba encima de los edemas, hinchazones o en caso de dolor artrítico. Podemos encontrar prueba de estos tratamientos en algunos papiros de la época.

     

    En la edad media, la aplicación de cataplasmas de diferentes productos, con una base de grasa animal caliente, era muy apreciada para curar determinadas dolencias (tal vez en ocasiones, se usaban de manera demasiado generalista) y pronto, muchos medicos de esos momentos se lanzaron a trazar hipótesis de por que, esa sensación de calor tan confortable, parecía curar dolores e inflamaciones sin ni siquiera tener que hacer otros procedimientos mas agresivos.

     

    Si bien era conocido el uso terapéutico de este calor focal, no fue hasta bien entrado el siglo XIX, cuando se descubrió que aplicar calor seco sobre un tejido muscular inflamado, o en sonaz artículares afectadas de artrosis, o reuma, favorece la circulación sanguínea a la zona, y por extensión, una mayor oxigenación de esa parte afectada, y por consiguiente, acelerar la reconstrucción del tejido, en caso de rotura, o una relajación de contracciones o espasmos.

     

    Desde entonces, casi todos hemos oído a un médico o fisioterapeuta decir, el famoso, “tómese un ibuprofeno y aplique calor seco tres veces al dia”.

     

    Las mantas eléctricas, son una fuente altamente eficaces de calor seco, que aplicadas con cautela, y siguiendo las indicaciones médicas, puede paliar los efectos de los dolores artríticos, reumáticos o relacionados con la osteopòrosis.

     

    Además el calor favorece el sueño, y con ello, una mayor recuperación del organismo.

     

    Como puedes ver, casi todo son ventajas.

     

    INCONVENIENTES DE LA MANTA ELECTRICA SOLAC CT8603 REIKIAVIK


    Y ahora pasemos a los puntos que tal vez sean los más flojos de este producto de SOLAC.


    Por un lado tenemos que hablar del peso, y es que esta manta de 160cm x 160cm, con todo su mecanismo de control al completo da un peso en bascula de 1,8KG. Tal vez no parezca demasiado, pero tratándose de la gama alta de SOLAC, deberían haber aligerado algo el peso. Debemos tener en cuenta, eso sí, que se trata de una manta doble, de cama de matrimonio, y no todos los fabricantes ofrecen estas medidas, ya que son costosas de fabricar, y esto hay que valorarlo positivamente.


    Por otra parte, el propio tamaño de la manta, y por consiguiente, del circuito de calor que contiene, tarda algo más que una manta eléctrica normal en calentarse completamente. Si que es cierto que una vez lograda la temperatura de funcionamiento que hayamos elegido en el termostato, la mantiene de una forma realmente sorprendente (y eficiente) pero sin embargo, es un punto que tenemos que puntuar negativamente.


    En otro orden de cosas, y entrando en las valoraciones puramente subjetivas que alegan algunos compradores, es que sienten un calor excesivo, aunque habiendo probado el producto en nuestras propias carnes, debemos decir que cada nivel de potencia es más que adecuado a las expectativas que habíamos depositado en él. Eso quiere decir que el primer nivel de potencia, no llegaba a calentar de una forma muy evidente, y apenas daba una sensación de ligero confort, mientras que el nivel 6 si que resultaba muy caliente. Pero somos conscientes que lo que para nosotros puede ser adecuado, para otros tal vez le suponga un impedimento.



    VENTAJAS DE LA MANTA SOLAC REIKIAVIK


    Tal como hemos comentado antes, y esta vez, centrándonos en las ventajas meramente subjetivas, que hemos visto, tras las pertinentes pruebas de la misma, son las siguientes.


    El sistema NTC es una delicia. Hemos probado otras mantas que presentan zonas extremadamente calientes (que incluso queman) mientras que otras partes de la manta permanecen frías. Gracias al aislamiento propiedad de SOLAC, y a la distribución de la resistencia en la manta, han logrado eliminar estos puntos de temperatura claramente diferenciados para ofrecer una sensación de confort exquisito.


    Por otra parte, su doble sistema de seguridad y temporizador, son un acierto. Puedes programar la manta para que se apague cuando haya pasado determinado tiempo, pero aun y así, en caso de que nos olvidemos de hacer esta programación con antelación, la manta eléctrica se desconectará de forma automática a las 3h. Esto tiene dos ventajas, ya que por una parte dotamos de seguridad extra al aparato, y por otra, limitamos enormemente su consumo, ya que como máximo, permanecerá encendida durante ese tiempo.


    Una sugerencia de la redacción: hazte con un enchufe inteligente, y programa una hora de encendido antes de ir a dormir, y una nueva hora de encendido, una media hora antes de despertar…. Meterte en la cama ya precalentada, y levantarte en pleno invierno sin tiritar, es una auténtica maravilla que debes probar al menos una vez en la vida.


    ¿A QUIEN REGALAR LA MANTA REIKIAVIK?


    Y ahora que se acercan las fechas señaladas y la temporada de regalos, nos asalta la pregunta: ¿Podemos regalar una manta eléctrica sin parecer que estamos atacando a nadie? Pues la respuesta es SÍ. 


    Los tiempos han cambiado, y los diseños de estos productos han dado un enorme salto cualitativo. 


    Cualquier persona agradecerá tener una manta eléctrica en su hogar, o al menos, cuando la prueben se dejaron conquistar por ellas.

    Podemos regalarle la manta CT8603 de Solac a nuestros padres, oa nuestros tíos. Pero también se la podemos comprar a ese amigo que se parte el alma en el gimnasio levantando pesas y que siempre se queja de dolores articulares. Nos acaban adorando aunque no lo confiesen.

    Una buena idea, es darle un giro de humor al regalo: Todos tenemos una madre friolera o un amigo que va a la playa con bufanda y guantes…¿Qué mejor regalo para ellos que una manta eléctrica? agradable al tacto, pero, sobre todo, caliente como un día soleado!


    Regalar una manta eléctrica puede ser una buena idea en multitud de ocasiones y, por ende, para un enorme número de personas diferentes, pero también, no tienes que olvidarte a ti mismo.


    ¿Por qué no regalarte a ti mismo una fuente de confort increíble? Calienta tu cama, y habitación, haciendo el sueño un momento magnífico. O usar esta manta en el sofá en nuestra sesión de Netflix favorita…


    CONCLUSIONES


    Solac el fabricante mundialmente reconocido, pionero en el calor doméstico, ha sacado toda la artillería con el diseño de esta manta electrica CT8603 Reikiavik: Un diseño moderno, tejidos de calidad, pero ante todo, funcionalidad moderna y de vanguardia, en un producto con mucha solera, pero al que el paso de los años le ha ido sentando cada vez mejor.


    ¿Quién dijo que una manta eléctrica era cosa de viejos?


    Detalles técnicos:


  • Color:
    • Gris
    • Azul
  • Composición: Manta de Franela
  • Potencia: 120 W
  • Temperatura:
    • Ajustable
    • 6 niveles
  • Tecnología: NTC
  • Temporizador: 3 horas
  • Características:
    • Apagado automático
    • Lavable
  • Fuente de Alimentación: red eléctrica
  • Medidas aprox.: 160 x 100 cm