Room Sanitiser Fogger – Proteja a su personal y clientes del Covid-19

Dado que nuestra batalla diaria contra el Covid-19 no muestra signos de disiparse, ha obligado a muchas empresas a comenzar a reevaluar sus estándares y protocolos de higiene para garantizar un entorno de trabajo seguro y saludable durante la pandemia. Una solución popular para esto es el uso de un nebulizador de desinfectante para habitaciones. Esto ha provocado que muchos se pregunten qué son, cómo funcionan y si es la solución correcta para el problema de saneamiento de su negocio.

Un nebulizador de desinfectante de habitaciones utiliza un proceso de nebulización desinfectante. Esto implica saturar una habitación completa con una sustancia microbiana que puede esterilizar, purificar y eliminar patógenos dañinos de cualquier superficie de la habitación, así como del aire. Generalmente, este tipo de desinfección a gran escala debe realizarse con mucho cuidado ya que existe un alto riesgo de inhalar la solución desinfectante. Sin embargo, se ha demostrado que un nebulizador de desinfectante de habitaciones es increíblemente eficaz para contrarrestar los patógenos transportados por el aire, como la gripe o el nuevo virus Covid-19.

Los nebulizadores de desinfectante de habitaciones funcionan llenando una habitación con una sustancia que tiene propiedades desinfectantes. Afortunadamente, hay una variedad de nebulizadores de desinfectante de habitaciones en el mercado para ayudar a satisfacer las necesidades específicas que alguien pueda tener. La elección del nebulizador de habitación correcto para el espacio de su oficina dependerá de la exposición a patógenos, el área de superficie a limpiar y su uso. Los tipos más generales de tratamiento utilizados por los nebulizadores de desinfectante de habitaciones incluyen nebulización química, peróxido de hidrógeno vaporizado (VHP), nebulización con ozono, dióxido de cloro e ionización. Cada método ofrece sus propias ventajas únicas, lo que los hace específicos del contexto. Un breve resumen de los métodos húmedos generales para la desinfección con sus ventajas y desventajas se puede resumir de la siguiente manera:

  • El peróxido de hidrógeno vaporizado (VHP) es muy eficaz cuando se utiliza para la nebulización dirigida. Sin embargo, VHP requiere baja humedad para ser efectivo y no se puede usar en biopelículas.
  • La nebulización química es un método relativamente rápido que generalmente incluye la gama más amplia de soluciones. Desafortunadamente, es dañino inhalar el desinfectante y es más probable que permanezca en un área por más tiempo en comparación con otras alternativas.
  • La principal ventaja de usar un nebulizador de desinfectante para habitaciones a base de dióxido de cloro es que no deja residuos dañinos; este no es un método muy popular porque requiere parámetros estrictos como el control de la temperatura y la humedad con poco margen de error. También utiliza gas de cloro, que puede ser extremadamente venenoso cuando se inhala.
  • El ozono es otro método. Es popular porque se considera fácil de producir en el sitio, es un proceso de desinfección muy rápido y no deja residuos. Pero por otro lado, es un compuesto inestable que no se puede almacenar en ninguna forma conocida.
  • El último método que pueden usar los nebulizadores de desinfectante de habitaciones es a través del proceso de ionización. Este método tiene resultados duraderos y generalmente cuenta con la cobertura de superficie más amplia, en comparación con los métodos mencionados anteriormente. Por otro lado, se ha demostrado que es menos efectivo que sus alternativas cuando se trata de tratar una amplia gama de bacterias.

Como nota al margen, una alternativa a los nebulizadores desinfectantes de base húmeda es un rociador electrostático. Realizan una función similar pero utilizan un método diferente. La mayoría de las superficies están cargadas negativamente debido a que están conectadas a tierra de forma natural. Un rociador electrostático carga positivamente las partículas a medida que se distribuyen y, por lo tanto, son capaces de atraer gotas cargadas positivamente.

Aunque los nebulizadores de desinfectante de habitaciones se han reservado tradicionalmente para uso exclusivo en entornos industriales y médicos, se están volviendo cada vez más populares debido a las necesidades omnipresentes que ha creado la COVID-19 en los espacios de oficina de todo el mundo. Con la preocupación internacional en su punto más alto con respecto a las transmisiones virales, la nebulización para la oficina y el uso privado se ha vuelto más frecuente. Desafortunadamente, un nebulizador de desinfectante de habitaciones por sí solo no cumple con las pautas establecidas por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) con respecto a la prevención de Covid-19. Para este virus específico, un nebulizador de desinfectante de habitaciones debe verse como una precaución adicional en lugar de una solución en sí misma. Los estudios han demostrado que la nebulización es un método eficaz y una herramienta legítima para usar al desinfectar un área grande. Sin embargo, no es la única respuesta y siempre debe ser realizada por profesionales que conozcan su oficio.

Fuente del artículo

Deja un comentario