Trucos para poder dormir mejor

Los problemas de la higiene del sueño son cada vez más frecuentes entre la población. Factores como el estrés, la mala alimentación o el uso excesivo de dispositivos electrónicos pueden ser alguna de las causas.

Siempre viene bien conocer algunos trucos para poder dormir, ya que aunque no siempre se pueden controlar todos los factores, lo cierto es que dormir a pierna suelta es posible si se siguen algunos tips y se prioriza el descanso como un factor que va a proporcionarnos salud y bienestar.

No solo se trata de pasar horas con los ojos cerrados, sino de lograr un sueño de buena calidad. ¿Cómo dormir bien?

Por qué no puedo dormir

Muchas personas buscan trucos para dormir porque dormir mal es un problema que se vuelve repetitivo. ¿Qué quiere decir esto? Pues que si dormimos mal, nos despertamos por las noches, no conseguimos dormirnos o tenemos un sueño poco reparador y no hacemos nada para mejorarlo, de algún modo el cuerpo se acostumbra a ello y cada vez nos es más difícil dormir bien.

Así que, aunque parezca un contrasentido, dormir mal es la primera causa que provoca que durmamos mal. Por eso tanta gente se pregunta “¿cómo puedo dormir mejor?”.

En este sentido, comenzar a ocuparnos de los factores que están influyendo en nuestra falta de sueño cuanto antes será importantísimo. Además de las preocupaciones, el estrés, las obligaciones familiares o los horarios de trabajo, hay otros factores que también pueden estar influyendo negativamente en la calidad de nuestro sueño, como pueden ser las cenas pesadas, la falta de ejercicio físico o el exceso de luz y de ruidos.

Trucos para dormir mejor por las noches

Respeta los horarios

En la medida de lo posible intenta irte a dormir y levantarte todos los días a la misma hora. Al principio puede ser difícil pero ya verás cómo vas creando un hábito.

Cuida la comida y bebida

Controla en tu dieta los excesos de grasas o picantes, y procura cenar un par de horas antes de acostarte, evitando el exceso de alcohol. Tampoco es bueno acostarse con hambre, si sientes apetito toma un snack ligero antes de dormir. Las infusiones relajantes también son una buena idea.

El ambiente perfecto

Evita los ruidos y la luz y, si te resulta agradable, procura tener una música suave o incluso crear ambiente con aceites esenciales. El de jazmín, por ejemplo, te resultará muy relajante.

Las máquinas de relajación con luz y sonido para dormir, como por ejemplo la Calmind InnovaGoods, son un accesorio sencillo y económico que puede marcar una gran diferencia en tus horas de descanso.

Ejercicio físico moderado

El ejercicio físico adecuado a tu edad también ayuda a dormir. Hay que tener cuidado porque un exceso de ejercicio puede provocar el efecto contrario. A veces, simplemente un buen paseo al caer la tarde es suficiente para ayudarte a dormir.

 

Con algunos trucos para poder dormir, tales como prestar atención a la calidad de nuestro sueño y procurarnos los factores y el ambiente adecuados, podremos mejorar o mantener un estado de salud mental y física envidiable. Dormir bien es un reto para muchas personas hoy en día, pero con un poco de paciencia es posible mejorar la situación. 

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario